Fidel Sáenz

“Es mentira que Brizuela del Moral gobernó ocho años”

viernes, 11 de enero de 2013 00:00
viernes, 11 de enero de 2013 00:00

El secretario de Gabinete de Gobierno, Fidel Sáenz, respondió en duros términos al senador provincial Ricardo Boggio, quien impulsó una nota dirigida al Poder Ejecutivo desde el Senado para que se informe sobre la ausencia de la Gobernadora Lucía Corpacci, quien permaneció los últimos días fuera de la provincia.

Sáenz confirmó que el pedido de informes carece de toda entidad, y tras ratificar que la Gobernadora actuó plenamente en el marco de sus facultades constitucionales, retrucó al observar que “me llama la atención que Boggio nunca haya pedido un informe similar durante la gestión de Eduardo Brizuela del Moral”.

“Es mentira que Brizuela haya gobernado ocho años la provincia, porque en ese lapso estuvo 633 días de licencia, 286 días durmiendo, 435 días de vago y otro tanto paseando en el exterior, siempre financiado con dinero del Estado”, añadió irónicamente el secretario de Gabinete.

El doctor Sáenz sostuvo que merced a la crónica inactividad de Brizuela “es que se recibió una provincia destruida, sin inversiones en Seguridad, sin inversiones en Educación ni Salud, sin inversiones en Servicios Públicos y sin gestión para integrar a decenas de miles de comprovincianos excluidos”.

“La oposición tendrá que desistir de utilizar estas chicanas, porque queda en ridículo, ya que tenemos una Gobernadora que trabaja desde las siete de la mañana hasta las once de la noche, que recorrió de punta a punta toda la provincia, y que en un mismo día la hemos visto presidiendo un acto en Antofagasta de la Sierra y gestionando por Catamarca en Buenos Aires, o bajando del avión desde la Capital Federal y emprendiendo un viaje al interior. Que se acostumbren a que ahora la realidad es muy diferente porque tenemos una Gobernadora que trabaja ”, concluyó Sáenz.

Improcedente

El pedido mocionado por Boggio es de carácter improcedente y carece de todo fundamento, ya que el Artículo 40 de la Constitución Provincial establece la necesidad de que el Gobernador se encuentre en la Provincia cuando las cámaras legislativas se encuentran en receso, hecho que no se corresponde con la coyuntura actual.

El período de sesiones puede ser ordinario o extraordinario. El primero de ellos se extiende desde el primero de mayo hasta el 30 de noviembre, tal como lo determina el Artículo 91 de la Constitución catamarqueña, que contempla una posible extensión de 30 días.

Las sesiones extraordinarias son convocadas, tal como sucedió recientemente en tiempo y forma, por la máxima autoridad de la Provincia, según las facultades otorgadas en el Artículo 91.

En ambos casos, la actividad legislativa se desarrolla y por ende la Legislatura no está en receso. En consecuencia, al no haber receso no hay restricción para que el titular del Poder Ejecutivo Provincial se ausente del territorio provincial. Caso contrario, sólo podría hacerlo por motivos de urgencia o interés público.

Por otra parte, el Artículo 139 de la Constitución señala que el Gobernador sólo necesita permiso de la Legislatura para ausentarse de la provincia por más de 15 días, plazo que lejos está de cumplirse.

En atención a los argumentos expuestos, el “pedido de informes” emanado del Senado no tiene entidad alguna, y revela un grosero desconocimiento por parte del legislador Ricardo Boggio y quienes acompañaron su iniciativa.
 

Comentarios

Otras Noticias