El Gobierno asistirá a una familia que perdió todo tras un incendio

El siniestro ocurrió el pasado jueves en el barrio San Antonio Sur.
sábado, 12 de enero de 2013 00:00
sábado, 12 de enero de 2013 00:00

Pucho, como lo conocen todos los vecinos, vivía en un humilde rancho levantado con tablas, chapas y plásticos, ubicado en la Manzana l lote 26 en el barrio San Antonio Sur junto a su esposa, su hija y sus cuatro nietos de 4, 3, 2 y tres meses. Con su arduo e incansable trabajo, Pucho mantiene a su familia trabajando medio día en la Cooperativa Puerto Sur, que depende de Higiene Urbana de la Municipalidad e la Capital y haciendo changas durante el tiempo que le sobra.
Pero el destino le jugó una mala pasada el pasado jueves por la tarde. Luego de las intensas lluvias sucedidas la pasada semana, y que fueron sorteadas por la familia bajo el resguardo de improvisados techos de nylon, los cables de electricidad colgados al aire libre y de manera imprevista generaron un cortocircuito lo que provocó un voraz incendio, que devoró las pocas pertenecías de la familia.
Inmediatamente de sucedido el hecho, el secretario de Estado de Vivienda y Desarrollo Urbano, Octavio Gutiérrez, llegó a la vivienda incendiada para ofrecer la asistencia del Gobierno de Lucía Corpacci, comprometiendo la presencia de técnicos y asistentes sociales a fin de dar soluciones inmediatas para la familia damnificada. Así, y mientras Pucho agradecía su presencia al funcionario, sus compañeros de la cooperativa lo ayudaban a sacar con carretillas y rastrillos la ropa quemada y todavía humeante desde adentro de la improvisada pieza donde dormía María Mercedes, hija de Pucho, junto a sus cuatro hijos, tratando de alguna manera de ayudar a despejar los restos de lo que había dejado el fuego consumido.
Solidaridad
Conmovidos por la angustiante situación de Pucho y su familia, sus compañeros de la cooperativa apelaron al sentimiento de hermandad y de cooperación de los catamarqueños pidiendo la solidaridad de aquellos quienes puedan donar ropa y calzados, en especial para los niños menores, así como también alimentos no perecederos y todo tipo de elementos que comúnmente se utilizan en el hogar y que la familia perdió en el incendio. Las donaciones serán bien recibidas en el domicilio de la familia, que fue antes mencionado, en el CIC de San Antonio Sur o en las oficinas de PROMEBA, Secretaría de Vivienda, Pabellón 7 del CAPE.
 

Comentarios

Otras Noticias