Gestiones para recuperar la obra de la central hidroeléctrica en Los Ángeles

sábado, 12 de enero de 2013 00:00
sábado, 12 de enero de 2013 00:00

Por iniciativa del subsecretario de Inclusión Social de la provincia, Hugo Corpacci, y de las autoridades comunales de Huillapima, se realizan gestiones y se iniciaron los contactos con autoridades nacionales y técnicos especialistas para evaluar la recuperación de la obra inconclusa de una central hidroeléctrica en la localidad de Los Ángeles, departamento Capayán.
Esas primeras acciones motivaron la visita al lugar de Lidia Andrade, funcionaria de la Secretaría de Asuntos Institucionales de la Presidencia de la Nación; junto a los ingenieros Oscar Farina y Darío Caula, de la empresa Hidrocuyo, consultora en la materia; y el director de Energías Alternativas y Recursos Renovables de la provincia, José Almendra. Los mencionados, en compañía de Corpacci, como también del intendente de Huillapima, Omar Soria; el secretario de Obras Públicas de esa comuna, Juan Carlos Brizuela; y el delegado de Los Ángeles, Aníbal Santucho, entre otros, recorrieron hoy el emplazamiento del referido emprendimiento, cuya construcción se inició en una anterior administración provincial y, no obstante su importante avance, fue interrumpida por la intervención federal en 1991.
Los trabajos ejecutados incluyen el dique de captación en la zona norte de la Villa, las respectivas tomas de agua, el correspondiente desarenador, un canal cubierto en la mayor parte de su recorrido de unos 2 kilómetros de extensión, la cámara de carga y las cañerías de acero (dos) instaladas en una pendiente de aproximadamente 70 metros hasta el sitio donde, eventualmente, deberían instalarse las turbinas y la sala de operaciones de la central hidroeléctrica proyectada, que en principio podría generar desde 500 KV hasta 1 mega de potencia, y que significaría la posibilidad de eliminar los problemas de caída de tensión que habitualmente se registran en aquella localidad capayense.
Los técnicos visitantes, no obstante el tiempo de abandono de la obra por más de veinte años, consideraron “recuperables todas las instalaciones montadas”, especialmente “por el buen estado de conservación y la calidad de los materiales utilizados”, por lo que estimaron “factible la idea de poder completar su ejecución, de un importante impacto en el mejoramiento de la calidad de vida para todos los vecinos de la zona”.
También se describió como “positivo”, que el eventual funcionamiento de la aludida usina hidroeléctrica, “no alteraría para nada el normal abastecimiento de agua potable tanto para Los Ángeles, como para las localidades de Miraflores y Coneta, en el curso inferior del río Los Ángeles, como tampoco disminuiría la utilización del líquido elemento para el riego y consumo en las diferentes actividades agropecuarias de la jurisdicción”, precisaron los especialistas.
De todos modos se debe recurrir a los planos originales, a nuevos estudios técnicos y, sobre todo, a la evaluación presupuestaria del proyecto para determinar su efectiva continuidad, tarea a la que conjuntamente se comprometieron las autoridades nacionales, provinciales y municipales involucradas en la iniciativa, como los técnicos consultados acerca de la viabilidad de la misma.
 

Comentarios

Otras Noticias