Provocación inglesa: piden ayuda militar a Francia por Malvinas

En la Cámara de los Comunes se planteó una eventual invasión argentina a las islas.
jueves, 24 de enero de 2013 00:00
jueves, 24 de enero de 2013 00:00

El fantasma de un eventual conflicto bélico a raíz de la disputa por la soberanía de las Islas Malvinas volvió a ser puesto sobre la mesa por autoridades británicas. Dos legisladores del Reino Unido consideraron que, ante una eventual invasión de la Argentina a las Malvinas, la Corona debería pedir colaboración militar a Francia, país que recibe apoyo inglés en el conflicto de Mali, en África.
Los parlamentarios David Crausby, de la circunscripción de Bolton, y Jean Stroud-Mort, representante de Bromley, durante una ponencia en la Cámara de los Comunes, analizaron que Londres debería solicitar la asistencia del gobierno francés en caso de un nuevo conflicto militar en el Atlántico Sur por las Malvinas.
Ambos parlamentarios hicieron uso de la palabra ante Andrew Robathan, secretario de Estado para asuntos de Defensa, quien descartó un conflicto militar, al señalar que es "improbable" que la Argentina invada las Malvinas porque existe una cláusula en la Constitución que lo prohíbe. Durante la sesión, Crausby preguntó si Francia "devolvería el favor" en caso de que Argentina invadiera, en alusión al apoyo militar de Londres a París en el marco de una ofensiva contra milicias islámicas en Mali. "No he discutido este tema con Francia", respondió Robathan.
Luego, fuera del recinto, Crausby afirmó, en declaraciones publicadas por el diario The Bolton News, que la discusión en el Parlamento tuvo que ver específicamente con la disposición a colaborar que tendría el país galo. "Aunque nosotros nos apuramos para ayudarlos, ellos (por los franceses) no nos ayudarán en las Falkland", se quejó el legislador. Y agregó: "Cada vez que la Argentina está en problemas saca el tema de las Falkland porque es popular con la gente. No espero un conflicto, pero no deberíamos ser complacientes."
Las expresiones de los integrantes del Parlamento británico tuvieron lugar después de la carta abierta que la presidenta Cristina Kirchner publicó en los principales diarios ingleses, al cumplirse los 180 años de la invasión colonizadora inglesa a las islas, en 1833. En su misiva, la mandataria instó a las autoridades de ese país a dialogar con la Argentina por el archipiélago. La carta, de la cual se envió copia al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, destacó la resolución de Naciones Unidas que instó a las partes a negociar una solución sobre las islas.
La presidenta argentina, además, denunció que cuando el archipiélago fue ocupado, sus habitantes argentinos fueron expulsados y el Reino Unido efectuó un proceso colonialista de implantación de población. La carta también afirmaba que la Argentina cuenta con el apoyo del resto de América Latina y de un gran número de gobiernos que "rechazan el colonialismo en todo el mundo".
La respuesta del premier David Cameron llegó durante una entrevista televisiva. Cameron apuntó que los habitantes de las Malvinas "deben determinar su futuro", y destacó que "no puede haber negociaciones sobre la soberanía a menos que los isleños así lo deseen; siempre y cuando decidan quedarse con el Reino Unido tienen todo mi respaldo".
El gobierno argentino lleva años apostando "al diálogo, los foros internacionales y la paz" para entablar negociaciones sobre la soberanía del archipiélago con Londres, que el 11 y 12 de marzo llevará cabo un referendo para que los isleños se pronuncien sobre el estatus político que desean para las Malvinas.
De hecho, ayer, el componente latinoamericano que participará de la sexta sesión ordinaria plenaria de la Asamblea Parlamentario de la Euro-Latinoamericana (EuroLat) firmó, por unanimidad, una resolución reconociendo la soberanía argentina.
El documento fue acompañado por 44 parlamentarios de 33 estados latinoamericanos, que se reunieron en la sede del antiguo Congreso Nacional de Santiago de Chile. El texto sostiene que las Malvinas "ilegítimamente ocupadas por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, son objeto de una disputa de soberanía entre ambos países, la cual ha sido reconocida por la ONU y que no ha podido resolverse hasta el presente debido a la persistente negativa del Reino Unido a reanudar las negociaciones con la Argentina".
De la reunión participaron el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara Alta, Daniel Filmus; su par en Diputados, Guillermo Carmona, y los senadores Fabio Biancalani (Frente para la Victoria) y Adolfo Rodríguez Saá (Alianza Compromiso Federal).
Filmus insistió en que "el Reino Unido debe cumplir con las resoluciones sobre la 'Cuestión de las Islas Malvinas' establecidas en 1965 en la Asamblea General y el Comité Especial de Descolonización de la ONU". Y agregó: "Seguiremos reclamando la soberanía e instando a una resolución a través del diálogo." «



castro pidió "más vínculos y diálogo"
Mientras algunos representantes británicos insistían en plantear la hipótesis de un conflicto bélico por las Islas Malvinas, la embajadora de la Argentina ante el Reino Unido, Alicia Castro, se manifestó en favor de una relación bilateral con "más vínculos y diálogo", al encabezar un encuentro en el Parlamento inglés.
Ante una gran cantidad de público, la mayoría legisladores, la diplomática argentina destacó que el vino "es símbolo de unión y amistad" y que ofrece "una oportunidad para mejorar nuestras relaciones". Justamente, Castro hizo estas declaraciones en el marco de una reunión organizada para promocionar los vinos argentinos.
"Deseamos fomentar el entendimiento y la amistad, tener mejores vínculos y más diálogo", manifestó la embajadora, frente a un gran mapa de la Argentina con la ubicación de las bodegas que participaron del evento. Durante el evento, Castro también resaltó las políticas públicas para incentivar el desarrollo tecnológico, la competitividad y la creación de recursos humanos.
La actividad fue organizada por el Grupo Parlamentario Multipartidario Reino Unido-Argentina, liderado por el diputado Robin Walker, que resaltó la labor de la embajadora, con quien recientemente mantuvo un encuentro.
Este no es el primer gesto de la diplomática argentina en pos de un mejor entendimiento. El día de su presentación de cartas credenciales, ante la reina Isabel II, Castro calificó de "muy cálida" la reunión y destacó el "sentido del humor" de la anfitriona.

Comentarios

Otras Noticias