Protesta policial

"El pueblo argentino quiere paz y armonía", afirmó Capitanich

El jefe de gabinete se entrevistó con de la Sota y dialogó sobre la situación generada en esa provincia
martes, 10 de diciembre de 2013 00:00
martes, 10 de diciembre de 2013 00:00

El jefe de Gabinete expresó hoy el "profundo dolor y consternación" del gobierno nacional por los incidentes producidos en distintas provincias a raíz de las protestas policiales, que causaron muertos y heridos.

En una conferencia de prensa que ofreció en la Casa Rosada junto con el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, luego de una reunión que ambos compartieron, Capitanich señaló que "los argentinos hemos optado por vivir armónicamente en democracia con diferencias, pero garantizando el pluralismo de voces e ideas" y reafirmó que "ningún reclamo puede ser por la vía de la violencia".

"Ser policía significa tener armas para proteger a los ciudadanos, y no generar zozobra" a la gente y "extorsionar y presionar" a los gobiernos, y consideró que con las actitudes policiales de estos días "se han subvertido los aspectos esenciales de la vocación y la misión que tiene un miembro de una fuerza de seguridad".

El jefe de Gabinete reiteró que la forma de operar de los grupos que encabezaron los saqueos en diferentes provincias fue "organizada" por "grupos violentos", y que "no estuvieron asociados a alimentos", sino que "fueron premeditados con una planificación en locales de carácter comercial".

Por su parte, el gobernador de Córdoba destacó la necesidad de avanzar en una norma que permita "reglamentar el derecho de huelga en los servicios públicos esenciales" a partir del debate "de los gobiernos provinciales con el gobierno nacional".

"Es el momento de que hagamos un gran esfuerzo de unión", sostuvo De la Sota, quien sugirió también la posibilidad de que se fije "una pauta a nivel nacional" en torno a los salarios de los integrantes de las fuerzas de seguridad "similar a la que existe con los docentes".

"Si para conseguir aumento extorsionan, hay un vicio de nulidad en este tema. Bien vendría, como se hace con los docentes, que se haga una pauta nacional salarial en la policía también. No digo una paritaria nacional sino una posibilidad de diálogo para sugerir pautas salariales que eviten los desequilibrios, para no llegar a episodios como los que estamos viviendo ahora", dijo.

De la Sota pidió "disculpas a los cordobeses que seguramente esperaban mucho más de nosotros", por los incidentes registrados en los últimos días en la provincia en el marco del acuartelamiento policial.

"Era impensable para cualquier gobernante que una reclamación salarial derivara en lo que estamos viviendo hoy en el país. Impensable que policías abandonen a la gente a su propia suerte, al pillaje, al bandidaje, a las organizaciones de delincuentes que operaron", afirmó.

Aseguró que "en Córdoba, restablecido el orden, la Justicia está actuando con total severidad, no vamos a permitir que, aunque se escondan bajo de la cama, que sigan en libertad aquellos que han delinquido y alterado la paz social en nuestra provincia", y expresó su "agradecimiento" al Jefe de Gabinete por "el apoyo de la Gendarmería Nacional".

"Se rompió el contrato social", dijo luego De la Sota, quien se preguntó: "Cómo puede ser que ha habido pillaje de personas que no fueron a robar leche, sino que llevaron latas de cerveza. Que no fueron a buscar paquetes de fideos, sino que se llevaron LCD y se los llevaron en camionetas doble cabina 4X4".

No obstante, sostuvo que "no estuvo en juego la gobernabilidad", y consideró que las respuestas que se están dando a los reclamos de la Policía en los distintos distritos se conceden "en una situación que no es normal", signada por la "extorsión" por parte de las fuerzas de seguridad.

Asimismo, el mandatario cordobés dijo que enfrentará "con seriedad la negociación salarial" con el resto de los gremios estatales, cuando venzan en febrero próximo los acuerdos sellados este año.

Fuente: Télam, La Voz.

Comentarios