El Gobierno avizora una "normalización" tras los conflictos con la Policía

Capitanich consideró que "se han podido establecer los mecanismos para garantizar el efectivo funcionamiento de las fuerzas de seguridad"
miércoles, 11 de diciembre de 2013 00:00
miércoles, 11 de diciembre de 2013 00:00

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que el gobierno nacional prevé "un clima de paz y tranquilidad pública", luego de las protestas policiales que desembocaron en saqueos en distintas provincias, ya que "se han podido establecer los mecanismos para garantizar el efectivo funcionamiento de las fuerzas de seguridad en cada una de las jurisdicciones".

El jefe de Gabinete explicó que "esto es lo que surge de la comunicación telefónica con todos los gobernadores de las provincias argentinas", por lo cual "consideramos que la situación está encauzada y resuelta", pero indicó que "si se producen otros hechos tendremos que evaluarlo, pero entendemos claramente que eso está resuelto".

Capitanich afirmó que los episodios de violencia respondieron a "una acción premeditada con alevosía para provocar incertidumbre con métodos extorsivos", con el fin de "atacar en esencia el sistema democrático republicano, y que los argentinos no pudiesen conmemorar los 30 años de democracia".

"Esto no se puede organizar por mensajes de texto, se hace en una fecha y momento determinado",", aseguró Capitanich en la habitual conferencia de prensa que ofrece en la Casa Rosada.

El Jefe de Gabinete pidió a "jueces y fiscales" que investiguen "el vínculo entre ex policías autoconvocados, exonerados, agentes del disturbio y el desorden, liberación de zonas, grupos de narcotraficantes y mecanismos de financiamiento que permitieron una logística integrada" para provocar desmanes.

Afirmó que la estrategia de los responsables era "aparte de cambiar la agenda pública, introducir otra cuestión, que es generar un efecto anticipatorio de eventuales paritarias para quebrantar o vulnerar cualquier acuerdo de carácter salarial hacia el futuro y también desde el punto de vista del acuerdo de precios. No es casualidad".

En este marco, destacó la "contribución" y hasta el "esfuerzo físico sobrehumano" de los efectivos de las fuerzas nacionales que intervinieron en los últimos días en distintos distritos del país, y rechazó críticas de algunos gobernadores que se quejaron por la demora en el arribo de los efectivos nacionales a sus respectivos distritos.

"No es una cuestión automática, que se piden efectivos y llegan a una velocidad supersónica. Cuando exigen la presencia de Gendarmería se debe observar que la respuesta lleva un tiempo, con la organización, el traslado y la intervención en el territorio", aclaró.

El jefe de Gabinete reivindicó la decisión de realizar el festival en Plaza de Mayo a 30 años del regreso de la democracia, no obstante los sucesos que se registraban en el interior del país, al señalar que "el de ayer no era un día más".

"Lo que necesitamos en la Argentina es que todos los que amamos y defendemos la democracia estemos unidos para reivindicar el funcionamiento de las instituciones, porque democracia significa la unidad de todo el arco político", dijo, y apuntó que había "observado que en muchos casos la oposición no se ha manifestado de manera contundente" contra los desórdenes.

Capitanich recordó que "todos los gobernadores han sido legítimamente elegidos por el voto popular, y por lo tanto no puede haber ni indicios de sedición ni acciones de esta naturaleza, tenemos que repudiarlas enérgicamente".

"El de ayer no era un día más, era un día para que los argentinos pudiéramos reivindicar la democracia, a sus actores, y que el pueblo naturalmente tuvieran la oportunidad de expresarse en ese sentido", enfatizó.

El Jefe de Gabinete consideró que estas situaciones no se pueden prever desde el gobierno nacional, y dejó en claro que "el sistema de inteligencia para prevenir conflictos locales corresponde a la recopilación de datos que realicen los gobiernos provinciales".

"El sistema de información en materia de inteligencia es competencia de las provincias, por eso los gobernadores tienen que hacer una evaluación a través de monitoreos de los conflictos que tengan en su territorio", dijo.

Con respecto del monto de los daños, Capitanich indicó que "los cálculos económicos son diversos y dispersos" y que se debe aguardar una recopilación de cada jurisdicción para consolidar una evaluación definitiva, teniendo en cuenta si existe cobertura de seguros en cada caso. 

Comentarios