La fuerza provincial tomó Casa de Gobierno para reclamar por mejores condiciones laborales

El Gobierno hizo la máxima oferta y los policías decidieron no aceptarla

Sin voceros claros, los uniformados rechazaron varias propuestas. Al final de la noche analizaban las próximas medidas a seguir.
sábado, 7 de diciembre de 2013 00:00
sábado, 7 de diciembre de 2013 00:00

La Policía de la provincia decidió tomar Casa de Gobierno tras dejar pasar un día desde la presentación del primer petitorio de diecisiete puntos y no llegar a un acuerdo con los representantes del gobierno provincial para estipular la nueva escala salarial y las mejoras laborales.
La gobernadora en persona se puso al frente de las negociaciones con los diferentes representantes de la Policía provincial y durante toda la mañana de ayer puso sobre la mesa varias ofertas que no terminaron por complacer a los efectivos que se reunieron en Casa de Gobierno.
Por el lado de los uniformados estuvo a la cabeza el jefe de Policía Julio César Gutiérrez, quien estuvo acompañado por los integrantes de la cúpula policial para afrontar las negociaciones.
No obstante, la problemática “sindical” se encontró con un grave problema estructural ya que ni el Gobierno ni los policías designaron voceros fijos, por lo que durante el transcurso de la jornada se turnaron alrededor de quince personas diferentes -todos efectivos, retirados o en actividad- para llevar la voz de las ofertas a las bases.
Gutiérrez instó dos veces a los efectivos a la negociación y a aceptar un acuerdo ofrecido al mediodía, pero no tuvo eco su consejo y el grueso de los efectivos optó por puntuar la negociación en un básico neto de 10.000 pesos para la categoría más baja de la fuerza. Luego, el jefe policial no volvió a hablar directamente con los policías que, mientras duraban las negociaciones, habían logrado tomar la entrada principal e incluso -ver páginas 4 y 5- la Casa de Gobierno por completo con el andar del tiempo

La oferta

Asesorada por el ministro de Hacienda en persona, la gobernadora realizó una serie de ofertas a los efectivos que fueron superándose durante el pasar de las horas.
Entre los principales ítems destacados de la oferta principal que fue sentada como última opción por el Gobierno hasta el cierre de esta edición se encontraban: un aumento del punto índice a 52 -pagando todos los haberes y aumentos en blanco- mil pesos más a pagarse junto con el aguinaldo y de allí en adelante, 600 pesos de adicional en concepto de uniforme, 1.000 pesos más en calidad de adicional por recargos, más refrigerios y transporte a cargo del Estado.
El sueldo neto básico de un agente -la categoría más baja, sin años de antigüedad, soltero y sin hijos- llegaría a un total de 8.100 pesos. De allí en más, el resto de las categorías superiores cobrarían más llegando a casos de cobros totales de más de 13.000 pesos sin contar los adicionales mencionados.
Sin embargo, los policías optaron por no aceptar este ofrecimiento por lo menos hasta el cierre de esta edición.
En este sentido, cabe destacar que los reclamos en el seno de la fuerza policial están profundamente divididos ya que un importante sector analizó las opciones presentadas y adujeron que era una “oferta razonable” aunque no encontraron oídos para poder explicar la propuesta en todo su alcance.
Un importante sector de la fuerza, por otro lado, optó por plantarse en el pedido de 10.000 pesos de básico neto más todos los adicionales en cuestión.
Hasta altas horas de la noche permanecieron en el interior de Casa de Gobierno efectivos retirados y activos; uniformados regulares, efectivos de los Grupos Especiales y familiares de los numerarios que decidieron acompañar el reclamo.
Cabe destacar que por la noche también se sumaron al importante contingente de policías los efectivos de las Unidades Regionales Nº2 y Nº3 para apuntalar el reclamo, razón por la cual varias comisarías del interior de la provincia quedarán prácticamente vacías o con personal mínimo para atender los hechos de inseguridad registrados.

Rechazada

La oferta incluye un básico de 8.100 pesos para el rango más bajo, en blanco, más varios adicionales por recargo, uniforme y otros conceptos como refrigerios y traslado.

En vilo

Espectáculos públicos, clases en colegios, y otras actividades “de calle” fueron canceladas en forma tajante tras conocerse la noticia de la salida de los policías a las calles para reclamar.
No obstante, según información confirmada a este medio por fuentes consultadas, varios efectivos -a pesar de adherir a los reclamos- decidieron permanecer en sus puestos de trabajo para brindar cobertura en los diferentes requerimientos que se sucedieron durante la tarde y noche de ayer.
 

Comentarios