Finalmente, el Gobierno y los policías conciliaron y terminaron el conflicto

Se concretó la firma del acuerdo pasadas las 2 de la madrugada.
sábado, 7 de diciembre de 2013 00:00
sábado, 7 de diciembre de 2013 00:00

Luego de las tensas horas que se vivieron en la Provincia por el reclamo de policías que protestaban para obtener mejoras salariales y otros beneficios laborales, y del clima de inquietud por parte de la sociedad que temía que Catamarca replique el dantesco cuadro vivido en Córdoba días atrás, finalmente el Gobierno logró consensuar con los manifestantes durante esta madrugada, en el recinto de la Casa de Gobierno.

Pasadas las 2,30 de esta madrugada, la Gobernadora Lucía Corpacci se retiró de la Casa de Gobierno luego de la firma del acta acuerdo que puso fin al conflicto con los integrantes de la Policía de Catamarca. El documento fue rubricado por el secretario de Seguridad Juan Pablo Morales, el jefe de Policía Julio Gutiérrez y representantes de los manifestantes y autoridades de Gobierno.

La negociación que se extendió desde la mañana de ayer hasta pasadas las 2 de esta madrugada, culminó cuando las partes signaron el acuerdo conviniendo el compromiso del Gobierno de:

* Otorgar un complemento salarial no remunerativo no bonificable al personal del escalafón seguridad (de la Policía y el Servicio Penitenciario de la Provincia) de 1.000 pesos a partir del mes de diciembre de 2013.
* Fijar a partir del 1 de enero de 2014 el valor del punto para la determinación del sueldo básico del personal del escalafón seguridad (de la Policía y el Servicio Penitenciario de la Provincia) en 52 pesos.
* Implementar por única vez un adicional por uniforme de carácter no remunerativo o bonificable de 1.000 pesos, que se liquidará con los haberes de mayo de 2014.
* Implementar una suma fija no remunerativa no bonificable para los agentes y cabos del escalafón de seguridad (de la Policía y el Servicio Penitenciario de la Provincia) de 900 pesos, pagaderos en tres cuotas de 300 pesos en mayo, junio y julio de 2014.

Nunca más

Además, las partes se comprometieron a a conformar una Mesa de Trabajo para elaborar cualquier modificación del Régimen Salarial del Escalafón Seguridad, asumiendo la obligación adicional de que en el futuro las inquietudes y reclamos deberán ser canalizados por las vías correspondientes, evitando situaciones de incertidumbre en la sociedad y garantizando la paz social de la Provincia.

Arduas negociaciones

En horas de la tarde-noche de ayer, los efectivos policiales ya habían rechazado por amplia mayoria al menos dos propuestas del Gobierno, una que elevaba el salario mínimo a $7.048 y otra de $8.100, según indicó en su oportunidad a la prensa el vocero de la policía. En tanto, el Gobierno alegaba que, amén de toda la voluntad y predisposición para pactar, las exigencias erna de imposible cumplimiento para las finanzas del Estado.

Los manifestantes se mostraron intransigentes en su postura hasta hace minutos, en que lograron llegar a un entendimiento con el Ejecutivo Provincial, consensuando sobre una base de racionalidad.

Recordamos que el reclamo incial incluía un sueldo básico mínimo de 13 mil pesos para agentes recién ingresados a la fuerza, más el pago por traslado y vivienda asignada por el Estado para solteros. Además, añadieron otros pedidos, tales como un aporte adicional mensual de 500 pesos para gastos de uniforme, aumento en el recargo de servicio a mil pesos o como un pago de servicio adicional, un refrigerio para quienes trabajan más de 8 horas seguidas, abono de transporte para policías del interior en tareas de servicio, créditos blandos para viviendas, etc.

Comentarios