El chavismo busca la legitimación del proyecto

Venezuela vota alcaldes en una elección clave para el futuro de Maduro

domingo, 8 de diciembre de 2013 00:00
domingo, 8 de diciembre de 2013 00:00

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afronta este domingo su primer test electoral, siete meses después de haber sido elegido por el voto popular tras la muerte de Hugo Chávez.

En esa línea, los centros de votación comienzan a abrir paulatinamente para llevar a cabo las elecciones municipales, en las que se definirán autoridades de 337 alcaldías. Aunque desde algunos centros se han denunciado retrasos por falta de autoridades de mesa.

Si bien en estos comicios no se votará por el próxima presidente, los resultados tendrán un fuerte impacto a nivel nacional. Incluso fueron elevados a la categoría de plebiscito por la oposición.

El sistema de voto es electrónico. Se dispusieron 39.427 máquinas electorales y cada votante tardará casi 3 minutos en promedio para emitir su sufragio, según cálculos del Consejo Nacional Electoral.

Actualmente el chavismo controla más del 80% de los municipios y los escenarios preelectorales le auguraron que mantendrá al menos dos terceras partes, en especial luego de la "guerra económica" que el presidente mantiene con sectores empresariales y la oposición. En tanto, la oposición buscará mantener su liderazgo en las ciudades grandes, entre ellas las dos principales aglomeraciones del país, consideradas las "joyas de la corona": el distrito metropolitano de Caracas y la petrolera Maracaibo, que suman un sexto del padrón electoral.

El sábado, Capriles, desde su cuenta de Twitter, insistió en asignar un carácter de bisagra para el futuro venezolano a las municipales y haciendo, el vínculo con la fiesta católica del 8 de diciembre, pidió "que la Inmaculada Concepción nos ilumine mañana y expresemos ese cambio que queremos con nuestro voto".

Por su parte, la jornada electoral comenzó este domingo bien temprano, luego de que cientos de miles de jóvenes se lanzaron a calles y avenidas de todas ciudades y pueblos venezolanos para marchar a sus puestos en las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (UBCH), eje de la extensa maquinaria electoral oficialista.

Asimismo, el chavismo buscará garantizarse cinco millones de votos, en un país con 19 millones de habitantes, en donde rige el sufragio optativo y viene de registrar una histórica abstención del 50% en comicios locales.

Para garantizar la seguridad, el gobierno de Venezuela desplegó 120.000 militares como refuerzo de las policías en todo el territorio, donde fueron instaladas casi 40.000 máquinas de votación.

Las medidas de seguridad incluyen ley seca durante tres días y medidas adicionales a la interdicción de portar armas.

Los centros de votación, en tanto, permanecerán abiertos diez horas a partir de las 6, hora local, (10.30 GMT) y el Consejo Nacional Electoral (CNE) anticipa que los primeros resultados.

Fuente: Infobae

Comentarios