FMI emite “declaración de censura” por cifras del Indec

El organismo adivirtió a la Argentina por el INDEC.
viernes, 01 de febrero de 2013 00:00
viernes, 01 de febrero de 2013 00:00

El Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió una "moción de censura" contra la Argentina, por primera vez en la historia de la entidad, y emplazó al Gobierno a reformar las estadísticas macroeconómicas antes del 29 de septiembre. La directora gerente del organismo, Christine Lagarde, deberá informar de nuevo al directorio sobre el caso el 13 de noviembre.

El directorio de 24 miembros consideró que "los avances de Argentina en la implementación de los correctivos desde el encuentro del Directorio el 17 de septiembre no han sido suficientes". Es la primera vez que un país corre el riesgo de sanciones en el seno del Fondo, que cuenta con 188 miembros, por estadísticas consideradas "deficientes".

Una "moción de censura" es el primer paso que abre el proceso de sanciones por las que el país bajo la lupa, de seguir incumpliendo las recomendaciones del FMI, puede acabar siendo declarado "no elegible" para usar los recursos generales del Fondo. La Argentina lleva seis años sin mostrar interés en recibir esos recursos. Como ultima instancia, el organismo podría suspender el "derecho al voto y otros derechos relacionados" del país sancionado, según las normas internas de la entidad.

El FMI presiona desde hace algo más de un año al gobierno nacional para que “mejore” la calidad del IPC y de los datos del Producto Bruto Interno confeccionados por el Indec, ya que considera que el instituto de estadísticas local no suministra datos económicos “en la forma más detallada y precisa posible”. De todos modos, la disputa con el Fondo excede a la cuestión de las estadísticas. La Argentina en 2006 canceló 9530 millones de dólares en deuda con el organismo, evitó los condicionamientos sobre la política económica de parte de las misiones “técnicas” y emprendió un camino a contramano de las usuales recetas ortodoxas del FMI.

La Argentina solicitó a fines de 2011, para evitar las críticas por el IPC del Indec, una colaboración de parte del organismo para confeccionar un índice de precios de alcance nacional. Esa iniciativa no prosperó, por eso en septiembre del año pasado Lagarde amenazó con sacar su “tarjeta roja”. “Mi país no es un cuadro de fútbol, es una nación soberana, y por lo tanto no va a ser sometida a ninguna amenaza de que si no hace tal cosa se le va a poner tarjeta roja”, respondió en duros términos CFK durante una intervención que realizó en la ONU.

Comentarios

Otras Noticias