Respuesta del intendente Hoffmann al Director de VN Catamarca

sábado, 2 de febrero de 2013 00:00
sábado, 2 de febrero de 2013 00:00

El Intendente Alfredo Hoffmann dio respuesta a la Carta Documento enviada por el Director de la Dirección de Vialidad Nacional Ing. Rubén E. González, expresando que en primer lugar rechaza “en todas sus partes C.D. de referencia, por ser contrario al marco constitucional nacional y provincial en materia de autonomía municipal”.
Amparado en ese marco legal, el mismo expresa que “el ejercicio del poder de policía de tránsito por parte de los municipios, sobre rutas nacionales que atraviesan su ejido, se vincula directamente con la forma Federal del Estado que adopta la Constitución Nacional, máxime cuando, como ocurre en el caso de la Constitución Argentina, podemos afirmar que se trata de un federalismo de base municipal”, citando como ejemplo al Art. 5º y otros de la Constitución Nacional.
También refiere al poder de policía, “como regulación razonable de los derechos para el bien común, por cuanto comprende la potestad de dictar normas reglamentarias de los derechos de (reglamentación), de controlar su cumplimiento (policía preventiva) y de aplicar sanciones a quienes las infrinjan (policía represiva)”.
Por otra parte, expresa que el poder de policía será ejercido en “cuestiones que hagan al bien común local de la ciudad”, asunto que compete al municipio. En cuanto a “las cuestiones relativas al tránsito y transporte, son de competencia municipal por su propia naturaleza, en cuanto afectan intereses públicos locales, estas son aquellas necesidades comunes que experimentan los municipios y que, por lo tanto le corresponde a estos atender”.
Aeguidamente, la respuesta del intendente cita a la Constitución Nacional, la que “en el párrafo del art. 75 inc. 30 dice: ‘las autoridades provinciales y municipales conservaran los poderes de policía e imposición sobre estos establecimientos de utilidad pública (rutas)’, añadiendo Hoffman que “por ello, cuando una ruta nacional ingresa en parte de su recorrido al radio municipal, aparecen cuestiones vinculadas principalmente con la seguridad pública, que constituyen innegablemente un interés público local, que genera un poder ocurrente de la autoridad municipal ya que, sin perjuicio del dominio y jurisdicción nacional sobre la ruta, el municipio tiene poderes originarios para dar satisfacción a la necesidad pública local de preservar la seguridad, ello derivado del bien público protegido, toda vez que el poder de policía responde a reglamentar el ejercicio de derechos individuales concernientes a seguridad, salubridad y moralidad a fin de resguardar el orden público y garantizar la integridad física de sus ciudadanos y sus bienes”. Concluyendo, resumen diciendo que “el municipio detenta el poder de policía originario en resguardo del bien público protegido que es la vida, seguridad y salubridad de los ciudadanos”.

Comentarios

Otras Noticias