El Gobierno Provincial invirtió 4 millones de pesos en materiales de construcción para las cooperativas

Las cooperativas ya se encuentran percibiendo un salario genuino.
lunes, 04 de febrero de 2013 00:00
lunes, 04 de febrero de 2013 00:00

Los más de 1100 trabajadores reinsertados al sistema económico local, y que lograron obtener un trabajo digo a través de las cooperativas de construcción creadas casi a finales del pasado 2012, ya comenzaron a percibir ingresos genuinos. Asimismo, y en el marco del programa “Mejor Vivir II – Cooperativas en Acción”, el secretario de Estado de Vivienda y Desarrollo Urbano, Octavio Gutiérrez, resaltó que “el Gobierno Provincial invirtió cerca de 4 millones de pesos en materiales de construcción para que las cooperativas dispersas en toda la provincia puedan comenzar a trabajar” explicó tras aclarar que “momentáneamente nos estamos financiando con fondos provinciales propios hasta que finalicen los trámites y gestiones con la Nación, a los fines de que se acrediten los fondos nacionales destinados a las obras que se ejecutan a través de las cooperativas”, aclaró el funcionario.
Asimismo, el funcionario provincial recordó que el trabajo con cooperativas es una prueba piloto que lleva adelante el gobierno provincial, idea impulsada por la primer mandataria, Dra. Lucía Corpacci, con un doble fin social, “ primero tratamos de acudir en ayuda de los destinatarios o adjudicatarios de las obras, que en definitiva se trata de ciudadanos y familias de escasos recursos; y en segundo lugar tratamos de paliar el déficit habitacional heredado de más de 20 años que también sufrieron los más pobres”, explicó Gutiérrez.
Sobre los contratos de trabajo firmados con las cooperativas locales, el secretario de Vivienda explicó que “las cooperativas son el fruto de un convenio firmado entre la Secretaría de Vivienda y la Dirección de Cooperativas con el objetivo de promover el trabajo genuino y contratar a mano de obra local para la construcción de “mejoramientos Habitacionales”, uno de los programas que ejecuta la secretaría a mi cargo”, expuso el funcionario. Asimismo, aclaró que “la contratación con las cooperativas fue una tarea que requirió tomar todos los recaudos para resguardar a las mismas y a su vez cumplir con el objetivo de la concreción de la obra”, dijo el secretario tras recordar que la mayoría de ellas fueron creadas a fines del pasado año 2012. “Se trata de grupos de trabajadores que en su mayoría no tuvieron experiencias en trabajo de obras públicas, y que gracias a gestiones nacionales realizadas por la Gobernadora Lucía Corpacci se logró que las cooperativas no aporten el capital social y se puedan conformar a través de la resolución 3026”, explicó el funcionario.

Cabe destacar que para conformar una cooperativa de trabajo, la legislación vigente exige el aporte de un capital social equivalente al 5% del salario mínimo vital y móvil, necesario para el inicio del trabajo y a su vez un requisito indispensable para poder obtener la matricula nacional otorgada por el INAES (instituto nacional de Asociativismo y Economía Social), y que en el caso de las cooperativas locales el Gobierno Provincial contempló la situación social de la mayoría de los integrantes de las cooperativas logrando la exención del mencionado aporte.
En éste marco, el funcionario de Vivienda recordó que por tratarse de grupos de trabajadores de escasos recursos que incursionan en el trabajo de obra pública fueron provistos de kits de herramientas mínimas que necesitan para realizar la obra contratada, otro beneficio gratuito que obtuvieron del Gbierno de Corpacci, y a su vez también se contempló su insolvencia económica y su falta de crédito ante los corralones locales para poder adquirir los materiales de construcción por lo que la Secretaría actuó como intermediaria para que todos los insumos necesarios sean entregados por los corralones a las cooperativas a medida que las obras avancen. Por ello el pago del certificado de obras es acorde a los avances que hayan alcanzado, y así si no hay avances no podemos pagar”, expuso Gutiérrez.
Finalmente, y sobre la cuestión legal que implicó la firma de contratos, e secretario Gutiérrez explicó que “en los contratos de obra pública celebrados con cualquier cooperativa, los grupos de trabajo jamás pierden su identidad, puesto que los escritos se encuentra detallada en el encabezamiento y en todas las cláusulas se las denomina socialmente como “la contratista” solo por una cuestión práctica de redacción para no incurrir en la incesante repetición del nombre de la cooperativa contratada para el trabajo determinado”. Así también el funcionario recordó que la retención del 5% realizada a “los contratistas” por cada certificado de obra se destinan a un fondo de reparo previsto por la Ley 2730 de Obras Públicas, que en su artículo54 estipula el monto como una garantía durante un año contado desde la recepción definitiva de la obra, y que servirá para cubrir cualquier déficit de la construcción y/o multas a cobrar por alguna sanción a “la contratista”, dijo Gutiérrez tras aclarar que “esto no es una arbitrariedad de la Secretaría sinó que está determinado en la ley de Obras Públicas y debe ser cumplido; como también se cumplirá con la devolución total del monto retenido en caso de que no existieren defectos en la construcción o sanciones”, puntualizó el funcionario tras recalcar que con sus explicaciones “solo tratamos de transparentar los actos de gobierno y calmar algunos ánimos inquietados por gente inescrupulosa que no pertenece al programa Mejor Vivir II – Cooperativas en Acción”, finalizó.
 

Comentarios

Otras Noticias