Confían en que, una vez habilitada, se solucionen los problemas con el servicio en ese departamento

Lucía visitó la obra de reserva de agua en Fray Mamerto Esquiú

También recorrió los barrios en construcción en el marco del programa “Techo digno”, que tienen un avance del 65%.
martes, 05 de febrero de 2013 00:00
martes, 05 de febrero de 2013 00:00

La gobernadora Lucía Corpacci realizó durante la mañana de ayer un recorrido de obras por el departamento Fray Mamerto Esquiú, donde se interiorizó sobre el avance de la construcción de tres barrios edificados en el marco del programa “Techo Digno”, un total de 60 viviendas que se realizaron mediante tres licitaciones y que muestran un avance del 65 por ciento.
La jefa de Estado visitó también el lugar donde se instalarán las cisternas para Fray Mamerto Esquiú, un trabajo de gran magnitud que permitirá poner fin a los problemas de abastecimiento de agua potable que desde hace años padecen los vecinos del sector.
En la zona se realizaron ya importantes tareas de movimiento de suelo, apertura de calles y compactación del terreno, además de construirse una platea para soportar el enorme peso de las cisternas.
Acompañada por el administrador del Instituto Provincial de la Vivienda, Dante López Rodríguez, Lucía observó los avances en la obra, que se lleva adelante a partir de un convenio firmado por el IPV con Aguas de Catamarca SAPEM.
En el lugar ya se encuentran dos de las cisternas y se espera para fines de este mes o los primeros días de marzo la llegada de la tercera.
Se trata de tanques con capacidad para almacenar 150.000 litros de agua cada uno, de manera que cuando la obra concluya, la zona tendrá una reserva constante de casi medio millón de litros de agua.
Una vez que las tres cisternas sean debidamente instaladas, demandará al menos un mes más concretar todas las conexiones necesarias para que el depósito quede conectado a la red de distribución de agua potable, por lo que se estima que en mayo el sistema podría estar en pleno funcionamiento.
Fray Mamerto Esquiú es uno de los lugares con mayores y más severos problemas de distribución de agua, de modo que la obra terminará con los inconvenientes que se arrastran desde hace años, ya que la idea es que ante cualquier problema se apele a esta fuente alternativa de suministro evitando los cortes domiciliarios.
La batería de cisternas se complementará con el Acueducto Pirquitas-Catamarca para solucionar el problema del suministro, una obra que en su conjunto modificará sustancialmente la calidad del servicio en el departamento.
Lucía Corpacci consideró muy importante la cristalización de este proyecto, que ofrecerá una solución concreta a las históricas demandas del departamento, al tiempo que coincidió con las autoridades y técnicos del IPV en la necesidad de educar a la población para que no se derroche el agua en los hogares.
 

Comentarios

Otras Noticias