Para el FPV-PJ, la oposición busca sacar ventaja con el tema Ancasti

Calificaron la iniciativa del bloque opositor como que sólo busca el efecto mediático.
sábado, 02 de marzo de 2013 00:00
sábado, 02 de marzo de 2013 00:00

El bloque del Frente para la Victoria-PJ de la Cámara de Diputados de la Provincia se reunirá el martes o miércoles de la semana próxima para analizar el pedido realizado por la oposición para interpelar al ministro de Gobierno y Justicia, Francisco Gordillo, a partir de los dichos de exdirector de Inspección Laboral, Adolfo Castellanos. Sin embargo, tanto los legisladores Roberto Perrota como Hugo Argerich adelantaron su repudio a la iniciativa y afirmaron que el FCS sólo busca un efecto político tratando de sacar ventaja de un tema ya cerrado.
Para Perrota, los legisladores frentistas están en su derecho de pedir la interpelación porque está previsto en la Constitución y el Reglamente Interno, pero “me parece que se debe evaluar la oportunidad y la necesidad con que pretenden citar al ministro para reinstalar un tema que para nosotros ya está terminado, a partir de la renuncia del exdirector de Inspección Laboral. Entiendo que están buscando sólo un efecto político”.
En la iniciativa del bloque opositor se solicita una sesión especial para el próximo miércoles 6 de marzo, a las 10 de la mañana, en la que piden la presencia de Gordillo para que “dé informe fundado sobre lo sucedido con la clausura de la Municipalidad de Ancasti y la responsabilidad atribuida a su persona por el exdirector de Inspección Laboral, Adolfo Castellanos”.
El presidente del bloque FPV-PJ dijo que para que esta iniciativa prospere se necesitaría una sesión especial, pero “aún en el supuesto caso de que estemos en período ordinario es innecesaria la interpelación; me suena más a otra cosa que a intentar esclarecer un tema que ya está terminado”.
Indicó que para el gobierno lo sucedido en la Municipalidad de Ancasti ya es un tema acabado y criticó que el FCS busque en forma permanente instalar polémicas. “Acá la noticia, ahora, estaría entre Francisco Gordillo y quien era director de Inspección Laboral. Lo que pretenden está fuera de término, no hay necesidad de esclarecer nada, y en todo caso lo que deberían hacer es pedir una sesión especial para tratar las leyes que no quisieron aprobar en Extraordinarias”.

Efecto mediático

En tanto, el diputado peronista Hugo Argerich consideró que lo realizado por el FCyS es una “jugarreta política” que sólo busca sacar ventaja de una situación que califican como irregular, pero “es normal que dentro de cualquier gobierno un funcionario renuncie y se vaya”.
Al mismo tiempo sostuvo que el bloque de la oposición no tiene los números para intentar llevar adelante la interpelación al titular de la cartera de Gobierno. “Simplemente buscan una foto en el diario y un título escandaloso”, afirmó.
Y recordó que la misma “jugarreta política” aplicaron cuando presentaron un pedido de interpelación en el denominado Caso Parque América. “Creo que siguen sufriendo la crisis de identidad política porque han pasado de ser oficialistas autistas a ser unos opositores descarnados”.
Finalmente aseguró que no hay que darle trascendencia porque carece de interés, “si quieren hablar con el ministro (Gordillo) vayan a su oficina, porque ya dijo en reiteradas ocasiones que tiene las puertas abiertas para el diálogo y dejen de hacer patoterismo mediático”.

Comentarios

Otras Noticias