Mejora en la distribución de los ingresos

De acuerdo a la información difundida ayer por el Indec.
martes, 26 de marzo de 2013 00:00
martes, 26 de marzo de 2013 00:00

El diez por ciento de la población ocupada concentró el 25,5 por ciento de los ingresos totales, nivel similar al de 2011, mientras que el diez por ciento más pobre concentró el 2,1 por ciento, contra el 1,9 por ciento de 2011.

La distribución del ingreso registró un nuevo avance durante 2012 y se colocó en los mejores niveles desde 2003, según informó ayer el Indec. El organismo dio cuenta de que el Coeficiente de Gini, que mide la desigualdad del ingreso (tiene a “cero” como el nivel de mayor igualdad y a “uno” como el de mayor desigualdad), quedó al término del cuarto trimestre del 2012 en 0,364 punto para la población ocupada, por debajo de 0,391 del período octubre-diciembre del 2011. Mientras que para el total de la población bajó de 0,429 a 0,411 en un año. Además, el diez por ciento de la población ocupada concentró el 25,5 por ciento de los ingresos totales, nivel similar al de 2011, mientras que el diez por ciento más pobre concentró el 2,1 por ciento, contra el 1,9 por ciento de un año atrás. En lo que respecta a los hogares, el diez por ciento más rico se quedó con el 26,5 por ciento de los ingresos, frente al 28,2 por ciento del mismo período de 2011, y el diez por ciento más pobre acaparó el 2,1 por ciento contra el 1,9 que había concentrado en igual lapso del año anterior.

La semana pasada, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner había adelantado la información en torno de la mejora en la distribución del ingreso. Según los estándares internacionales, el índice Gini en un país desarrollado debería estar cercano a 0,25, mientras que de 0,55 en adelante la situación es considerada de “alta asimetría”. Cabe señalar, además, que dicho coeficiente se construye a partir de la medición de los salarios y otras fuentes de ingreso de la población, sin considerar la variación de los precios, de modo que está exento de los cuestionamientos sobre el índice de Precios al Consumidor.

Entre los ocupados, el coeficiente de Gini es de 0,364, lo que implica un menor grado de desigualdad respecto del total de la población. Este valor se viene modificando a la baja desde 2003, cuando se ubicó en 0,471, aunque en algunos trimestres de 2010 y 2011 se habían registrado subas puntuales que luego fueron revertidas. Lo destacable en este caso es el fuerte descenso respecto del mismo trimestre de 2011 (de 0,391 a 0,364). Algo similar ocurre en el caso del ingreso per cápita familiar, aunque en este caso la magnitud interanual fue menor (de 0,429 a 0,411). Esto último se debe en parte a que entre 2008 y 2011 ya se había registrado un fuerte descenso (de 0,45 a 0,429). Esa diferencia se explicó en su momento por el impacto positivo de políticas de ingresos, como la Asignación Universal por Hijo y la movilidad de las jubilaciones. Esas medidas inclusivas tuvieron oportunamente mayor impacto en el avance en la distribución progresiva del ingreso que lo mejorado a partir del mercado de trabajo, pero ahora se estabilizó en un umbral de mayor igualdad.

Por otra parte, el informe detalló que el diez por ciento de los hogares con más altos ingresos en la Argentina ganó 12,6 veces más que el diez por ciento inferior y la brecha se redujo cuatro puntos durante 2012. Para el Indec, los ingresos totales del segmento superior llegaron en 2012 a 14.445.223.000 pesos, contra 1.142.864.000 pesos del más bajo, mientras que el total fue calculado en 54.497.430.000 pesos. En consecuencia, el decil superior obtiene el 26,5 por ciento del total de ingresos mientras que los integrantes de la base de la pirámide obtienen el 2,1 por ciento. Este resultado se vio reflejado en una reducción del índice de Gini.

En los hogares de menores ingresos (entre 9 pesos y 2000 pesos) vive el 6,7 por ciento de la población, mientras que en el más alto (13.000 y 80.000 pesos) lo hace el 12 por ciento. El mayor número de personas se observó en el noveno decil, con 8.998.700 individuos que recogen en sus hogares entre 9800 y 13 mil pesos. El Indec detalló que la media de ingresos por hogares se ubicó al cierre del año pasado en 6785 pesos, un 21,9 por ciento por encima de los 5565 pesos computados un año antes. Por otro lado, la media de ingresos de los profesionales fue de 5800 pesos, para los trabajadores con especialización técnica 4000 pesos, para los operarios 3500 pesos y para los operarios sin calificación profesional fue de 1800 pesos. Siempre de acuerdo con los datos oficiales, la mejora en la distribución del ingreso se produjo en un año en el que la economía logró un crecimiento de 1,9 por ciento.

Fuente: Página 12.

Comentarios

Otras Noticias