En la investigación por el ingreso de 90 kilos de marihuana a la provincia

Tello vinculó a Gordillo y el ministro dijo que hay una “mano política” en su contra

sábado, 6 de abril de 2013 00:00
sábado, 6 de abril de 2013 00:00

El único detenido en el marco de la investigación por el ingreso de 90 kilos de marihuana a la provincia, Pablo Tello, amplió su declaración ante el fiscal Federal Santos Reynoso e implicó directamente en el caso al ministro de Gobierno y Justicia, Francisco Gordillo. Tello fue acompañado por su abogado, Carlos Rosales Vera, quien a su vez es secretario Parlamentario de la Cámara de Senadores.
Luego de su declaración, que se extendió por el plazo de dos horas, Tello no quiso emitir expresiones públicas, no obstante sí las hizo su abogado defensor. Rosales Vera señaló que su defendido ligó al prófugo Andrés Alanís con el ministro Gordillo, al señalar que el cargamento que llevaba en el vehículo de Corrientes a Catamarca era “para la inauguración de un boliche del intendente Gordillo”.
Rosales Vera reiteró que Tello “nunca supo que se trataba de un cargamento de droga y la mayor evidencia de que él nunca supo es que nunca fue detenido por la policía, porque cuando él ingresa al control policial lo hace por motus propio, no fue detenido por nadie”.
El abogado señaló que la vinculación entre Alanís y Gordillo surge a partir de una conversación entre aquél y Tello antes de ingresar a la provincia. “Tello, que no conocía lo que llevaba adentro del vehículo, reclamó que se le estaba rompiendo el mismo y que lo había hecho evadir una serie de controles”, dijo el abogado, al tiempo que agregó que “eso le generó la inquietud a Tello, que consultó por qué tenían que seguir por esos lugares inhóspitos. Entonces Alanís le dijo ‘no te hagas problema, el tema es llegar hasta Catamarca, que cuando lleguemos somos jefes’. Entonces ahí Tello preguntó sobre lo que llevaban y Alanís le dijo que estaban llevando un alcohol para la inauguración de un boliche del intendente Gordillo”.
Rosales Vera continuó relatando que Tello preguntó “si era alcohol por qué tenían que evadir controles, y Alanís le dijo que era un alcohol prohibido y además que le iban a pagar bien. Esta fue la base por la que Tello se sintió con relativa tranquilidad, además de que nunca fue detenido por la policía de la provincia”.

“Una clara maniobra política”

Conocidos los dichos de Tello, Francisco Gordillo realizó una conferencia de prensa en la que negó todo lo que dijo el único detenido. En ese sentido, consideró que la mención de su nombre en este caso “es una evidente maniobra política”.
El ministro estuvo acompañado por su esposa Gloria Rodríguez; el subsecretario de Seguridad, Juan Pablo Morales; el jefe de Policía, Juan Palomeque y el asesor del ministerio, Nicolás Verón.
Gordillo, si bien reconoció que su hijo es titular de un local bailable en Pomán, aseveró que éste no había sido inaugurado cuando se descubrió el hecho hoy investigado. En diálogo con la prensa, Gordillo resaltó que Tello “en su primera indagatoria no se haya acordado de que yo estaba involucrado y ahora en su ampliación sí se acuerda de todo, la verdad llama la atención”.
Posteriormente, atribuyó esta actitud a “un premeditado ataque personal, ataque de una clara connotación política hacia mi persona por el solo hecho de ser el ministro de Gobierno”.
“Nos llama la atención que el detenido haga esta acusación directa después de haber cambiado su abogado defensor, nos hace entender que la política para algunos es la concepción de ayudar a las personas y beneficiar a los que menos tienen, y para otros es la concepción de destruir”, agregó el ministro.
Asimismo, el funcionario señaló que él siempre estuvo a disposición de la Justicia y que “al fiscal general le ofrecí mi teléfono, que lo tengo desde que estoy en la municipalidad, para que investigue las llamadas entrantes y salientes”.
Posteriormente, señaló que “si se quiere destruir a mi familia quiero decir que estamos muy sólidos en el núcleo familiar”, y en respuesta directa a Tello anticipó que “ahora tendrá que probar lo que dice porque esto quedará en manos de la Justicia”.
Luego de la conferencia, Gordillo se acercó a la Fiscalía Federal para ratificar que se encuentra a disposición de los investigadores.

Volvió a negar la renuncia

Francisco Gordillo se refirió a los rumores de renuncia que el pasado jueves tomaron fuerza en Casa de Gobierno. En ese sentido, aseveró que la gobernadora “sabe que tiene mi renuncia desde el primer día que acepté ser ministro. Ella lo único que tiene que hacer es pedírmela a la renuncia y listo. Pero hasta este momento no he tenido el pedido de renuncia de la gobernadora”.
Por otra parte y en cuanto a si hubo un pedido de renuncia para alguno de sus funcionarios, Gordillo aseveró que “no se pidió la renuncia de ningún funcionario, lo que sí tenemos dentro del ministerio son cargos que hay que cubrir por la renuncia de otros funcionarios, pero no que no haya pedido la gobernadora en particular”.
En cuanto a si existen internas en el gobierno que lo quieran desestabilizar, el ministro aseveró que “no tengo internas con nadie, yo no tengo problemas con nadie”. “Dentro del ministerio y lo que es la Gobernación estoy en contacto directo con la gobernadora, no percibo ninguna interna. Yo tengo contacto con todos los ministros y estamos reuniéndonos permanentemente por las acciones de gobierno”.

¿Jugada judicial?

La declaración de Tello ante la Justicia Federal se circunscribe a lo que informó El Esquiú.com días atrás, cuando señalaba que se estaba pergeñado una movida judicial en el caso de la investigación de los 90 kilos de marihuana que apuntaba al ministro Gordillo. Este “operativo” se puso en marcha con el anuncio del cambio del anterior abogado de Tello por Rosales Vera. Cabe señalar que Rosales Vera era asesor del bloque de senadores del Frente Cívico y Social, es actual secretario parlamentario del Senado y la persona que accionó judicialmente para voltear la designación de Marcos Denett como fiscal de Estado.

Comentarios

Otras Noticias