Se trata de Indumarca

Fábrica metalúrgica cerraría sus puertas en la provincia

El secretario del gremio metalúrgico, Raúl Aguirre, dijo que hubo despidos pero la actividad sigue.
martes, 07 de mayo de 2013 00:00
martes, 07 de mayo de 2013 00:00

La empresa metalúrgica Indumarca, radicada en San Isidro (Valle Viejo) desde hace más de 30 años, cerraría sus puertas en razón de una fuerte crisis que atraviesa. Sin embargo, el secretario general del gremio metalúrgico, Raúl Aguirre, manifestó que si bien hubo despidos de cuatro empleados, la actividad de la empresa sigue adelante por el momento.
Desde la semana pasada, sus últimos trabajadores arreglaron vía Inspección Laboral su desvinculación en virtud de la supuesta decisión empresarial de abandonar la provincia.
La fábrica metalúrgica, dedicada al preensamble de chapas, notificó ayer a sus últimos cuatro trabajadores que la empresa cerraba por una reestructuración, aunque habría versiones que indicarían que cerrará sus puertas definitivamente.
La firma metalúrgica contaba con los beneficios del régimen de Promoción Industrial, que llegó a su fin el último día de diciembre de 2012, después de estar más de tres décadas en vigencia.
No obstante, la empresa radicada en el distrito chacarero con una inversión de capitales nacionales y en un predio de 1250 metros cuadrados cubiertos, había sostenido que la producción iba a continuar.
Inclusive, la fábrica fue visitada por la propia gobernadora a comienzos del año pasado, oportunidad en la que fue presentada una maquinaria de última generación.

Protestas

Por otra parte, se registraron reclamos en empresas del interior de la provincia por motivos netamente salariales.
Los trabajadores de la alimentación están de paro en Arcor y Alco, solicitando una recomposición salarial del 30 por ciento y la Cámara empresarial sólo ofreció un 19.
La modalidad de la medida de fuerza que comenzó el lunes es de dos horas por turno. En la planta recreína de Arcor la protesta arrancó a las 6 de esta mañana, pero fuentes informaron que a las 8, cuando los empleados se disponían a regresar a sus labores, la empresa les impidió reintegrarse a trabajar, por lo que el sindicato comunicó a Inspección Laboral.
Juan José Carabajal, titular del gremio, dijo que “las negociaciones están un poco estancadas”. Mientras que en Alco, la planta ubicada en Sumalao, departamento Valle Viejo, la medida se lleva a cabo en los turnos de 13 a 15 y de 15 a 17.

Comentarios

Otras Noticias