Cuatro fórmulas se disputarán la gobernación de la provincia de Corrientes

Carlos “Camau” Espínola (Frente para la Victoria) y al gobernador Ricardo Colombi (Encuentro por Corrientes) son los candidatos favoritos del electorado.
sábado, 14 de septiembre de 2013 00:00
sábado, 14 de septiembre de 2013 00:00

En estas elecciones provinciales 741.977 correntinos están habilitados para elegir gobernador y vice, legisladores provinciales, intendentes y concejales y, en algunas comunas, también convencionales constituyentes.

Los comicios provinciales no otorgan la posibilidad de votar a los jóvenes de 16 y 17 años, debido a que no hay ley provincial de adhesión a la ley nacional que los habilite a sufragar.

De esta manera, el padrón tendrá 23.227 electores menos que en las elecciones nacionales.

Por la gobernación compiten en tres frentes y un partido político, cuatro fórmulas: Carlos “Camau” Espínola-Nancy Sand (Frente para la Victoria); Ricardo Colombi-Gustavo Canteros (Encuentro por Corrientes); Eugenio “Nito” Artaza-Adolfo Schneider (Cambio Popular) y Manuel Sussini-María Inés Sosa (Compromiso Correntino).

Durante la campaña, los candidatos Espínola y Colombi polarizaron las discusiones en las que expresaron sus diferencias respecto del modelo de gobierno para la provincia.

El intendente kirchnerista de la capital acusó al gobernador de mantener a la provincia “en el atraso y la pobreza” y convocó a la construcción de una provincia con "industrialización, trabajo, viviendas y oportunidades para todos”.

También dijo que Colombi “echa culpas al Gobierno nacional para tapar su ineficiencia y falta de gestión” y que mantiene a Corrientes “aislada” y “sin diálogo ni integración con provincias vecinas y la Nación”.

Una docena de gobernadores del Partido Justicialista llegaron a prestarle su apoyo a Espínola, en el marco de una nueva reunión de Gestar (el Instituto de Estudios y Formación Política del Partido Justicialista), entre ellos, Daniel Scioli, José Luis Gioja, Jorge Capitanich y Sergio Uribarri, además de funcionarios del Gabinete nacional, Juan Manuel Abal Medina y Diego Bossio, entre otros.

Por otra parte, el gobernador radical que busca su reelección, destacó la previsibilidad de su administración, las cuentas saneadas y los sueldos al día y expuso sus diferencias con el gobierno nacional.

Marcadamente antikirchnerista, el administrador de la única provincia gobernada por la Unión Cívica Radical, supo reiterar a lo largo de la campaña que “a los correntinos nadie les va a decir lo que tienen que hacer”, a la vez que instó a la autonomía y el federalismo.

El respaldo a Colombi llegó Corrientes de la mano del titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano; del gobernador de Córdoba, Juan Manuel de la Sota; del senador Ernesto Sanz y del presidente de la UCR, Mario Barletta.

En tanto, el candidato a gobernador Eugenio “Nito” Artaza, durante su campaña proselitista también cuestionó los altos índices de pobreza de la provincia y la falta de políticas para el desarrollo y afirmó en más de una oportunidad que “debe terminarse el modelo de capataz de estancia de Ricardo Colombi”.

Al igual que Espínola, insistió en la necesidad de un “cambio” para que los correntinos puedan alcanzar “una vida digna”.
En estas elecciones provinciales, también se elegirán 7 senadores y 17 diputados provinciales, 70 intendentes, cientos de concejales y convencionales constituyentes en algunos municipios de la provincia, como la Capital.

La ciudad Capital concentra más del 35 por ciento de los electores, es donde también se concentra la atención de estos comicios.

La fórmula kirchnerista encabezada por el diputado nacional Fabián Ríos, busca darle continuidad a la gestión de Espínola y si bien son cinco más las fórmulas que se presentan para quedarse con la administración de la Intendencia capitalina, la disputa será especialmente entre las fórmulas: Fabián Ríos-Any Pereyra y Pedro Brailllard Poccard-Estela Regidor (del frente colombista Encuentro por Corrientes).

Braillard Poccard fue electo gobernador de la provincia en 1997 y destituído dos años después, en 1999, en medio de una profunda crisis institucional y social que derivó en sucesivas intervenciones federales.

Por primera vez, la seguridad del acto electoral estará exclusivamente en manos de la policía provincial, “por decisión del gobernador”, según explicaron fuentes de la Justicia Electoral provincial en declaraciones a Télam.

Por esta razón, el Frente para la Victoria solicitó ayer a la Junta Electoral provincial que convoque a las fuerzas federales para controlar los comicios, ya que por primera vez en más de 30 años, la seguridad y custodia de las urnas estará en manos exclusivamente de la Policía provincial.

"Apelamos a que la Junta Electoral convoque al Ejército o Gendarmería Nacional, como ha sido siempre, con un criterio de razonabilidad, por que la Junta es al autoridad que tiene que velar por la transparencia y seguridad del acto electoral”, afirmaron los apoderados del FPV.

De acuerdo a establecido en la Constitución provincial, el triunfo será para la fórmula supere el 45 por ciento de los sufragios emitidos o para la que obtenga el 40 por ciento y una diferencia de 10 puntos sobre la fórmula siguiente.

Si ninguna de las fórmulas alcanza la mayoría requerida, deberá convocarse a un nuevo comicio entre las dos fórmulas más votadas dentro de los 21 días siguientes.

Comentarios

Otras Noticias