Fuerte suba del dólar oficial: cerró a 8 pesos

El libre alcanzó un récord de $13,10 en la City porteña y la brecha se redujo a 63,8%.
jueves, 23 de enero de 2014 00:00
jueves, 23 de enero de 2014 00:00

El dólar oficial experimentó una segunda jornada con fuerte suba en los mercados mayorista y minorista. Los valores que llegan al público para la demanda autorizada por la AFIP finalizaron a $7,96 para la compra y 8 pesos para la venta en las pizarras del Banco Nación, aunque en otras entidades el cierre se situó en torno a $8,10 en la punta vendedora en casas de cambio.

En el segmento mayorista el dólar pegó un salto de 61 centavos y cerró en 7,75 pesos para la venta, después de alcanzar un máximo intradiario de $8,50 según informó la agencia Telam, con una volatilidad que no reconoce antecedentes desde la salida del plan de convertibilidad en 2002.

Con los valores apuntados, en el sector mayorista la divisa estadounidense acumula ahora una suba de alrededor de 18,8% desde principio de año, mientras que en las casas de cambio acumula un avance de 23,8% en lo que va de enero.

En términos reales, es decir si se comparan porcentajes, hay que retrotraerse a la suba de 59 centavos del 22 de marzo de 2002, hace casi doce años, cuando la divisa norteamericana trepó 24% en una sola jornada, desde los $2,38 a los $2,97, mientras la Argentina atravesaba una profunda crisis económica y financiera tras la salida de la convertibilidad.

En términos nominales, desde la devaluación del austral en 1990, durante el fuerte proceso inflacionario que afrontó el entonces presidente Carlos Menem, con Erman González en el Ministerio de Economía, no se observaba un incremento diario del dólar oficial de esta magnitud, con una coyuntura macroeconómica mucho más débil que recién encontró contención luego de la puesta en vigencia de la Ley de Convertibilidad el 1° de abril de 1991, que fijó una tasa de cambio de un dólar por peso argentino o 10.000 australes.
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró esta mañana en una conferencia de prensa que la suba del dólar "no es una devaluación inducida por el Estado". En este sentido, afirmó que la decisión del Banco Central de no intervenir "es un acto de administración" del tipo de cambio, y que la suba es un resultado de la libre dinámica entre la oferta y la demanda.

"El impacto que genera la devaluación es una mayor presión sobre los costos de los productos y los insumos importados. Algunos productos ajustaran mas rápido los precios. Deberíamos ver en los próximos meses más aumentos de precios", explicó el economista Rodrigo Álvarez, de la consultora Analytica.

Récord para el dólar libre

Pero el dólar libre también siguió rompiendo récords: subió 95 centavos y se vendió al cierre a $13,10 en la City, con una fuerte alza que se advirtió desde el comienzo de la jornada. Según operadores consultados por Infobae, la volatilidad de la cotización en el mercado oficial hizo que muchas "cuevas" no quisieran desprenderse de los dólares a un precio muy bajo. "Los mayoristas no nos están vendiendo", confiaron a este medio.

"El mercado está tomador. No hay vendedores y hasta tanto no se estabilice el valor del mayorista no vamos a tener una punta certera", dijo a Reuters un operador bajo condición de anonimato.

Este cambio brusco en la política cambiaria del BCRA sorprendió al mercado, e incluso las mesas de dinero de los principales bancos estuvieron sorprendidas del salto que pegó el dólar oficial en las últimas horas. "Sabemos lo que estamos haciendo", comunicaba el BCRA a las entidades cuando preguntaban sobre la escalada, según anticipó Infobae.

Los bancos se comunican vía un chat interno con la mesa de dinero del BCRA, comandada por Juan Basco. Y la fuerte devaluación generó que los rumores sobre un desdoblamiento cambiario formal volvieran a circular en el mercado.

"Si bien era esperada, es una suba que puede modificar negativamente las expectativas. Es más consistente que un esquema de minidevaluaciones, pero tiene que haber cambios en la política macroeconómica", dijo Maximiliano Castillo Carrillo, ex gerente del BCRA y director de la consultora ACM. Y agregó: "No resuelve la inflación ni la brecha. Si el Tesoro se sigue financiando con el Central, la dificultad permanece".

Fuente: Infobae

Comentarios