El intendente Jalil dio marcha atrás al veto ante la negativa de los ediles

Avanza la iniciativa para pasar empleados del CD a la municipalidad

Son aproximadamente 300 los trabajadores que podrán optar para cubrir áreas de servicios.
viernes, 3 de enero de 2014 00:00
viernes, 3 de enero de 2014 00:00

El Ejecutivo Municipal dio marcha atrás en su intención de vetar el presupuesto del Concejo Deliberante pero avanzará en la firma de un acuerdo a los fines de que empleados del ente legislativo pasen a cumplir tareas en la comuna en distintas áreas de servicios. De esta manera, se pretende descomprimir la superpoblación del concejo y que el municipio contrate nuevos empleados.
Durante la reunión que el intendente Raúl Jalil mantuvo ayer con la presidencia del CD capitalino Jimena Herrera y los presidentes de los bloques del concejo, se acordó que se elaborará un instrumento para que alrededor de 300 empleados que no tendrían tareas específicas formen parte de la secretaría de Seguridad Ciudadana o del Centro de Monitoreo, o en las distintas áreas en que la comuna necesita contar con más recursos humanos.
El secretario de Gobierno Hernán Martel afirmó que durante el mes de enero trabajarán en el instrumento para el pase de los trabajadores, que será optativo. “Nosotros vamos hacer ahora un relevamiento de los lugares que vamos a necesitar personal y la disponibilidad de las personas que quieran pasar, porque será optativa”, enfatizó. Asimismo, aclaró que los trabajadores que pasen seguirán dependiendo presupuestariamente del concejo ya que las partidas ya fueron aprobadas durante el período extraordinario de sesiones.
El funcionario se mostró confiado en que las personas que accedan lo hagan en función de la distancias o para sentirse más cómodos en otro lugar de trabajo, pero desarrollando la misma tarea, pues “por lo visto, el concejo se encuentra superpoblado y no tienen actividad o, por una cuestión de infraestructura edilicia, no encuentran su lugar”.
Por su parte, la concejala del Frente Cívico Silvia Fedelli, a la salida del encuentro, dijo que se avanzó y charló sobre la realidad del recurso humano existente en el Concejo Deliberante, los presupuestos aprobados y, en especial, la conciliación de algunas estrategias que demanda el Ejecutivo para el desarrollo de sus tareas.
“Lo que se plantea es el pase voluntario al Ejecutivo de algunos empleados, lo que les implicará un mejor desarrollo de su tarea y mejorarían su situación laboral. De esta manera, se evitaría nombrar nueva gente y se generaría cierto ahorro con el recurso humano”, dijo la edil.
A raíz del receso administrativo, en febrero se realizarán charlas informativas sobre el mecanismo pasar los beneficios y las áreas en que prestarían servicio a futuro.
 

No vetará

El secretario de Gobierno afirmó que no vetarán parcialmente el presupuesto del Concejo Deliberante ya que los concejales adelantaron que van a mantenerse con la pauta aprobada. “Ellos se mantienen firmes en la postura de los números que han elevado y que han hecho presupuesto, por lo que el veto no prosperaría”, dijo.
Sostuvo que el municipio pretendía suprimir algunas partidas, pues lo consideran una pauta excesiva. Puntualmente, entiende que cuenta con un plantel de funcionarios muy grande: “Son 25 funcionarios para 14 concejales, es decir casi dos funcionarios por concejales; además, hay mucho personal que trabaja en los bloques. A esto hay que sumar los gastos que se realizan por publicidad o los eventos culturales”, aseguró Martel.
En ese aspecto, sostuvo que este año será “muy duro en lo económico, por eso pretendían reducir algunos gastos”.
 

Comentarios