Por la deficiente prestación del servicio energético

La provincia contrademandará a la empresa de los hermanos Taselli

El fiscal de Estado Carlos Bertorello, dijo que el vaciamiento “sólo pudo ocurrir con la tolerancia de los organismos de control”.
martes, 7 de enero de 2014 00:00
martes, 7 de enero de 2014 00:00

El fiscal de Estado, Carlos Bertorello, cuestionó la demanda presentada por Industrias Argentinas de Tableros Eléctricos (IATE), de los hermanos Sergio y Alberto Taselli, en contra del Estado catamarqueño, por 150 millones de pesos que pretenden percibir por supuestos daños y perjuicios que les habría ocasionado la rescisión del contrato de concesión de la empresa de energía Edecat. “En todo caso, la empresa fue quien causó daños al Estado”, dijo el funcionario, quien adelantó que, en su debido momento, la provincia contrademandará a la exdistribuidora energética, tras la obtención de los resultados de la investigación que lleva adelanta una comisión especial conformada desde su dependencia para indagar sobre las supuestas irregularidades.
“Nosotros entendemos que no sólo no existen los daños y perjuicios que la empresa demanda, sino que es ésta quien le ha causado un gran daño al Estado, por el pésimo servicio que prestó durante años. Y esto no pudo acontecer sino con, por lo menos, la tolerancia de los organismos de control que deberían haber estado en conocimiento del tema”, consideró Bertorello.
Estos argumentos se relacionan con la reciente demanda interpuesta por IATE SA, empresa madre del Grupo Taselli y que concesionó a mediados de los ’90 el servicio de energía eléctrica en Catamarca, por $ 150 millones por daños y perjuicios supuestamente ocasionados por la intervención y rescisión contractual durante la administración del exgobernador Eduardo Brizuela del Moral.
Bertorello cuestionó la base originaria de la demanda (de la cual su dependencia aún no ha sido notificada), ya que en el interior de la empresa se produjeron demandas entre los mismos socios por supuesta administración fraudulenta, sobre las que no sería el Estado quien debería responder.
“No podemos olvidar que los mismos socios de IATE fueron quienes denunciaron que sus pares vaciaron la empresa. Sería bastante irregular, de parte de cualquier tribunal, que se acepte que el Estado tenga que indemnizar a empresarios que dicen que ellos mismos se robaron la plata”, criticó.
En ese sentido, recordó que las empresas del Grupo Taselli se vieron involucradas en graves irregularidades en varias provincias argentinas y en diferentes rubros, incluso en el extranjero.
No obstante, también cuestionó la falta de rigurosidad en los procedimientos de control de los organismos del Estado durante las administraciones gubernamentales del Frente Cívico y Social (FCyS) que, entendió, permitieron el vaciamiento de la empresa. “Servicios Públicos brilló por su ausencia. Tengo entendido que el ENRE emitió multas multimillonarias, pero nunca se las ha conocido en detalle. Nos enviaron un informe que no reunía los requisitos formales. En ese sentido, el ENRE nunca nos colaboró”, reveló el fiscal.

Demandas varias en proceso

El Estado provincial tiene iniciadas varias demandas contra el Grupo Taselli. Una de ellas es contra los funcionarios de la administración de EDECAT, por falta de aportes previsionales desde el año 2003, y por falta de pago del Impuesto a los Ingresos Brutos. “Un proceso es para cobrar los $ 50 millones que le deben al Estado por la deuda impaga del préstamo que se le hizo a la empresa intervenida, y otra de $ 15 millones por Ingresos Brutos de las gestiones pública y privada”, dijo Bertorello. El funcionario dijo que estas causas están en período de intimación de pago, que deberán ser resueltas en breve.

Comentarios