Año electoral

La izquierda local, con expectativas para 2015

Aducen que los partidos tradicionales “ya no representan” al sector obrero.
domingo, 28 de diciembre de 2014 00:00
domingo, 28 de diciembre de 2014 00:00

El avance que evidenciaron los sectores de izquierda en las elecciones de 2013, en las que colectaron más de 1,5 millones de votos, y elecciones históricas como las del Partido Obrero en Salta, plantean la incógnita sobre cuáles serán sus aspiraciones de cara a las instancias comiciales que se prevén para 2015.

Daniel Blanes, dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST)-Nueva Izquierda, explicó este avance de la izquierda a través de la “combinación de la crisis política que se manifiesta con el descontento de las masas con el gobierno, y la crisis de la centro-izquierda, que desapareció dentro de la Unión Cívica Radical”.

En tanto, el exprecandidato a diputado nacional del Partido Obrero (PO), Ariel López, entiende que la mejora en los números de la izquierda “viene de la mano de que los sectores obreros han visto que los partidos tradicionales representan lo mismo que los gobiernos que vienen agobiándolos”. “Disponemos de encuestas del mes de noviembre que nos dan un punto y medio por encima de los números de octubre del año pasado. Es muy significativo”, expresó.

Con respecto a la posibilidad de que todo ese caudal de votos se congregue en la alternativa de un frente único de izquierda, Blanes reveló que “hace tiempo que nosotros estamos llamando a la unidad”. “Quisiéramos que los compañeros del PO recapaciten y reflexionen, debemos aprovechar las Paso para elegir los candidatos. Nosotros consideramos que, de esta manera, el PO está siendo funcional a los partidos tradicionales”.

A este respecto, López dijo que “no hemos tenido diálogo con ningún sector de izquierda, que en Catamarca no son tantos, más que el MST. El hecho de que a nivel nacional (Vilma) Ripoll le está haciendo el guiño a (Sergio) Massa nos impide hacer una alianza, ya que entendemos que están perdiendo el carácter revolucionario y se están uniendo con la patronal”.
El Partido Socialista (PS) se ha unido, a nivel nacional, con el radicalismo para formar el Frente Unen, y a nivel provincial hace tiempo que está inserto dentro del Frente Cívico y Social (FCS). “No les importa un programa ni la tradición de su partido, sino llegar, incluso a costa de sus ideales”, dijo al respecto Blanes. Mientras tanto, el dirigente del PO sostuvo: “En un momento, ellos se habían puesto en diálogo con nosotros, pero desde nuestro sector planteamos la imposibilidad debido a que están aliados a un sector conservador de derecha como el FCS”.


Fontao: “Importan los programas”

La dirigente chacarera Ely Fontao (foto), del Partido Socialista (PS), consideró que “la gente ya no cree en los líderes y caciques que nos van a salvar, sino en los proyectos”.

En este sentido, relativizó la posibilidad de que se conforme un frente de izquierda abarcador de todos los sectores: “Es posible que se sigan haciendo intentos, porque hay provincias y municipios donde funcionan muy bien. Ahora, si la izquierda es el PO o el MST, un acuerdo será posible en la medida de que podamos ponernos de acuerdo en relación a un programa. Más que la ideología, lo que importa es el programa, es decir, se debe definir qué hacer con la minería, con los recursos naturales, con el turismo”.

La dirigente socialista explicó que el avance de la izquierda se debe a que “el electorado viene pidiendo un cambio profundo, y por eso se va a centrar en la centroizquieda”. “La ciudadanía quiere un país normal y una provincia normal, donde un vicepresidente no esté procesado por lavado de dinero y fraude al Estado, y en una provincia con una gobernadora que es médica no falten los medicamentos en los hospitales. La gente va a votar la coherencia y a partidos que le devuelvan a la política el sentido de la palabra”.

Comentarios

Otras Noticias