La Justicia descartó irregularidades en el “Telebingo Catamarqueño”

Ordenó la desestimación y archivo de la denuncia del FCS contra la Fundación “Cresiendo” y Capresca.
sábado, 15 de febrero de 2014 00:00
sábado, 15 de febrero de 2014 00:00

Finalmente, la Justicia desestimó las denuncias penales y ordenó archivar la causa iniciada por diputados del Frente Cívico y Social en contra de Capresca y la Fundación “Cresiendo” en el marco de la realización del “Telebingo Catamarqueño”, un juego que permitió recaudar fondos que beneficiaron a diversas organizaciones sociales. Así surge del auto interlocutorio Nº122/13, dictado por el juez de Garantías Rodolfo Maidana, quien hizo lugar al dictamen de la Fiscalía de Delitos Especiales y ordenó el archivo de la causa al no encontrarse ningún signo de irregularidad, ni mucho menos de la existencia de algún delito penal.
La denuncia fue presentada por Pablo Rubén Sánchez y Silvina Acevedo, presidente y vicepresidente del bloque opositor de la cámara baja. En la presentación, los legisladores apuntaron directamente al rol de la fundación en la concreción del Telebingo Catamarqueño que se desarrolló a fines de 2012, cuestionando que las obligaciones que asumió al establecer el convenio con Capresca no tenían correlación con el objeto social de la entidad, refiriéndose particularmente a las funciones relativas al desarrollo de juegos de azar.
Además, pusieron bajo sospecha la transparencia de “Cresiendo” respecto del origen de los fondos con los que hizo frente a la difusión publicitaria del Telebingo, la impresión de los cartones, la implementación del sistema informático y la compra de dichos cartones, entre otros. Finalmente, cuestionaron que la fundación percibió los recursos provenientes del juego al considerar que se trataba de “fondos públicos” y que fue de una maniobra para eludir controles y generar un perjuicio al Estado.

Investigación

Según el dictamen firmado por los fiscales Marcelo Sago y Miguel Mauvecín, la investigación penal recabó todo tipo de documentación y declaraciones testimoniales que terminaron por descartar todas las sospechas.
En ese sentido, según la documentación a la que tuvo acceso El Esquiú.com, entre otras, se tomó declaración a la presidenta de la cámara de Concesionarios de Agencias de Juegos Oficiales de Catamarca, Mirtha Gladys Cobacho de García, quien ratificó que la idea de llevar a cabo el Telebingo surgió de la entidad que ella preside y que la presentaron ante Capresca junto a Carlos Fadel, contador de la fundación, para obtener el respaldo necesario para llevar a cabo el desarrollo del juego.
Además, la dirección de Inspección General de Personas Jurídicas remitió un informe, a pedido de los investigadores, en el que refirió que la fundación “se encuentra en situación regular ante esta dirección, habiéndose otorgado personería jurídica mediante Decreto G y J Nº 1167, de fecha 6 de agosto de 2012”, y que según los artículos 4 y 13 de su estatuto tiene facultad para “concretar actos lícitos (convenios, contratos, y transacciones) con entidades Públicas y Privadas relacionados con el objeto fundamental que constituye el fin de su creación”.
Por ello, tanto Sago como Mauvecín, en su calidad de fiscales, consideraron que “no se advierten elementos tipificantes de figura penal alguna, resultando inadmisible la denuncia”. Y destacan que, según la ley que rige el funcionamiento de Capresca, no se trata de una entidad con fin de lucro sino que es una institución descentralizada de derechos públicos que funciona en forma autárquica con finalidad social.
Y por ello, sostienen que no existió irregularidad alguna en la administración de los premios generados por el Telebingo, ya que Capresca “resultó ser mera tenedora de los ingresos percibidos (...), por lo que éstos fueron transferidos a las entidades organizadoras -Fundación “Cresiendo”- y la cámara de Concesionarios de Juegos Oficiales de Catamarca- para su administración y disposición.
Destacan los fiscales que Capresca fue el organismo encargado de la distribución en porcentajes de los fondos recaudados entre los organizadores del juego y entre entidades sin fines de lucro, como la Asociación Soles, Cooperadora del Hospital de Niños, Cooperadora de Casa Cuna, Maternidad Provincial, Club Sportivo Villa Cubas, Club Policial, Club San Lorenzo de Alem, Centro Vecinal Cristina Salguero y Club Pedro Cano.

Transparencia

De esta forma, Sago y Mauvecín suscribieron que el Telebingo Catamarqueño fue “llevado a cabo en cumplimiento de la normativa vigente y dentro del marco de lo que se establece como objetivos y funciones” de Capresca.
Señalan que los premios sorteados en el juego fueron entregados “en forma regular a las personas físicas y jurídicas que resultaron acreedoras (...) sin que se hayan registrado impugnaciones y denuncias al respecto”.
Finalmente, señalan que “respecto a la fundación “Cresiendo”, conforme se advierte del contenido de la denuncia, lo narrado no tiene relevancia jurídica dentro del ordenamiento penal sustantivo, toda vez que ha quedado demostrado que está facultada a incrementar su patrimonio con recursos que provengan de fuentes de carácter lícito, conforme al carácter sin fines de lucro de la entidad (...), por lo que consideramos que los beneficios económicos obtenidos a través del ‘Telebingo Catamarqueño’ reúnen tal condición, según surge de la conjunción normativa y probatoria”.
El fallo del juez Maidana hizo lugar al dictamen de los fiscales y destacó que “de un modo razonable, prudente y lógico han analizado cuidadosamente las constancias de la causa, otorgando prevalencia a aquellas que estaban avaladas por otros elementos probatorios de mayor fuerza convictiva, fundamentando con largueza las distintas causas y diversas razones que tuvieron para concluir que no surgen elementos que permitan encuadrar la conducta denunciada en figura penal alguna”.

Comentarios

Otras Noticias