En mayo próximo se renovarán

Descartan cese de contratos de empleo en la administración

Se trata de 1000 agentes con contratos, que solían cumplir funciones como becarios o pasantes.
domingo, 16 de febrero de 2014 00:00
domingo, 16 de febrero de 2014 00:00

El subsecretario de Recursos Humanos y Gestión Pública, Maximiliano Pantalena, descartó que los contratos de empleo de alrededor de 1000 agentes de distintas áreas de la administración que terminan el próximo mes de mayo no se vayan a renovar.
“En principio, se haría otra renovación semestral. Los contratos están, por supuesto, sujetos a una evaluación tanto por el empleado como por el empleador. Tienen una cláusula de rescisión y esto es lo que se va prorrogando periódicamente. Tiene que suceder algo muy grave para que se llegue a una situación de dejar al agente sin empleo”, dijo el funcionario a El Esquiú.com.
De esta manera, Pantalena responde a las inquietudes de los referentes de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), quienes habían expresado su intranquilidad por la terminación, en mayo, de contratos que solían renovarse anualmente, pero que en diciembre pasado se extendieron por 6 meses.
Se trata de al menos 1000 agentes que en los últimos años venían trabajando bajo una vinculación contractual precaria, becas, planes sociales o contratos a monotributistas por servicios terciarizados, que en los últimos dos años pasaron a ser regidos por contratos de empleo.
Esos acuerdos eran renovados anualmente, pero en diciembre pasado fueron rubricados para tener vigencia sólo hasta mayo próximo. Esto generó temores en los dirigentes de la UPCN, quienes reclamaron por la posible pérdida de la fuente laboral de al menos 1000 personas.
“Los últimos contratos masivos que se hicieron fueron los de Desarrollo Social. Se trata de empleados que ya venían trabajando y en los que el Estado invirtió mucho dinero en capacitarlos para que trabajen en esa área. Al Estado no le conviene desprenderse de esa gente”, explicó Pantalena.
La mejora de las condiciones contractuales de los trabajadores que anteriormente eran becados por $800 y pasaron a cobrar (como piso) un salario de $ 5.000 le significó al Estado provincial una inversión de al menos $6 millones, de acuerdo a las estimaciones de la subsecretaría.
Desde el gremio también se había hecho manifiesta la inquietud acerca de la posibilidad de que la renovación de los vínculos laborales se vea mediada por simpatías o antipatías partidarias, algo que el funcionario descartó totalmente.
“Ese factor nunca estuvo en consideración, sino directamente no se hubiesen hecho muchos contratos en su momento. Sin embargo, se contrató a todos los becarios sin preguntarles nunca por esa situación. Era toda la gente que ya contaba con antecedentes, que trabajaba como becados, pasantes o tenía algún plan nacional o provincial”, dijo.

Comentarios