Recreo

Almaraz: “Nadie les pone una pistola en la cabeza para que saquen fiado”

El Secretario General del SOEM aclaró que la Municipalidad es un intermediario entre el descuento del sindicato y los comercios.
martes, 4 de febrero de 2014 00:00
martes, 4 de febrero de 2014 00:00

Así lo expresó Carlos Almaraz, secretario general del SOEM, en virtud a una nota de un diario local sobre el convenio entre el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, donde denuncia precios inflados, empleados que tienen empeñado la totalidad de su sueldo, y la participación como proveedor del propio Secretario del SOEM.

Almaraz salió al cruce de la publicación y defendió el convenio que posee con el municipio local, y aclaró que la Municipalidad es solo un mero intermediario entre el descuento que parte del sindicato y los comercios.

En relación a ello, el Secretario General, comentó a nuestro medio que el convenio tiene vigencia desde hace más de ocho años, en la cual los empleados municipales pueden tener diversos beneficios de alrededor de cuarenta y cinco comercios adheridos.
En cuanto a los empleados que mantienen hipotecado su sueldo, comentó que en la actualidad se trata de doce empleados, pero los mismos reciben diferentes descuentos que no son solamente pertenecientes a Soem, “somos el 6to descuento, luego de los depósitos judiciales, ATE, IPV, Bancat, Capresca, entre otros descuentos”.

Al mismo tiempo que denunció el accionar por parte de algunos empleados adheridos al gremio, “Esto pasa por el abuso que tienen algunos empleados, ya que muchas veces maltratan a las personas que se mantienen trabajando al frente de la oficina, y a veces a manera de favor se les otorga un margen más que puedan salir adelante con sus necesidades”, aclaró.

“Los empleados son conscientes de lo que hacen y de lo que gastan, muchos de ellos sacan más de lo que ganan, y a veces no pagan cuotas anteriores, y eso repercute por eso muchas veces no cobran nada”.

Además denunció que las certificaciones que fueron utilizadas en el medio gráfico, fueron obtenidas mediante engaños. “Las certificaciones que fueron presentadas al diario pertenecen a dos empleados, uno de ellos se encuentra impedido de su libertad por homicidio, que es el caso de Herrera y el otro recibo pertenece a un empleado de apellido Vargas, quien habría entregado su recibo a un persona con la intención de conseguirle una silla de ruedas para su hijo discapacitado", dijo.

“En la actualidad hay alrededor de cincuenta personas que arrastran saldos, que ascienden a un monto de $112.055, que se viene pagando a los comercios y son empleados que están pasados”.

“En cuanto a los precios, nosotros no podemos inflarlos, porque cada comercio pone sus precios, nosotros solo podemos darle la seguridad a cada comercio de cobrar lo que los empleados sacan”, argumentó.

En cuanto a la relación que posee su carnicería dentro del convenio, aclaró que su comercio también figura dentro de la nomina de comercios adheridos, a raíz de una petición de los empleados, “en mi negocio no hacemos discriminación en nuestros productos y se cobra lo que sale”.

“Cada año se le eleva el margen a los empleados para que puedan sacar, para poder cubrir sus necesidades, lo permitido es $1700, pero a veces se les otorga un poco más, y a veces los comerciantes mismos le permiten que pueda sacar más del permitido”.

“Lamentablemente el que queda afectado es el empleado, muchos de ellos tienen comprometido el sueldo a futuro y a partir de ahora no se les podrá dar como antes”, aclaró.

“Esto es una maniobra para evitar los pagos, orquestada por un diputado de aquí, no sabemos bien cual es pero lo vamos a averiguar. Acá todos son abusos, porque van y les faltan el respeto a las chicas para que les habiliten más órdenes, nadie le pone una pistola en la cabeza para que vayan a sacar fiado”.

“Las instrucciones en el gremio ya están dadas, solo se podrán dar hasta el %20 y el %30 de su sueldo, además de llevar la certificación correspondiente para poder saber si se le puede otorgar o no”, finalizó.

Comentarios