El Poder Legislativo municipal no tiene respiro

El Tribunal de Cuentas pidió un informe sobre el personal del CD

Se solicitó la nómina de empleados en condición “atípica”, los períodos y los responsables de las irregularidades.
martes, 4 de febrero de 2014 00:00
martes, 4 de febrero de 2014 00:00

El Tribunal de Cuentas de la provincia solicitó un informe al Concejo Deliberante capitalino en el que se aclare la situación “irregular” de algunos trabajadores, a raíz de la denuncia pública de la existencia de “ñoquis” en ese organismo.
Según explicó el relator legal Luis Adolfo Sarmiento a El Esquiú.com, la medida se tomó a raíz de la noticia periodística de que la presidenta del CD Jimena Herrera habría confirmado que existen “empleados atípicos”.
“Lo que hicimos fue, ante la noticia de la presidenta Herrera de que había ñoquis en el Concejo, que había detectado a través de no sé qué sistema, pedirle que nos informe quiénes son”, dijo el relator.
Es importante recordar que la autoridad máxima del cuerpo legislativo se había reunido con los empleados y pidió disculpas por el término que utilizó en sus dichos a la prensa. Asimismo puso énfasis en que su línea de trabajo consiste en mejorar la calidad de la institución. Dijo que quienes “honran el empleo”, esto es, quienes cumplan con la ley y todas las exigencias laborales como ser la responsabilidad, puntualidad, solidaridad con los compañeros podían “quedarse tranquilos”.
“Los trabajadores que se encuentren dentro de la legalidad no tendrán ningún problema”, había afirmado la presidenta durante el encuentro con el personal.
A pesar de que los últimos acuerdos parecían dar un breve respiro al Concejo capitalino, el Tribunal de Cuentas decidió actuar ante las “irregularidades” y los “dichos periodísticos”, motivo por el cual exigió el informe.
“Si esto es así, le pedimos que nos informe quiénes son y quiénes fueron los que produjeron las designaciones”, manifestó Sarmiento.
El funcionario ahondó en la explicación: “Si se comprobó esto, necesitamos saber cuál es la nómina de las personas en esa condición, en qué período se las incorporó y quiénes son los responsables de mantenerlas en esa situación a través del tiempo”.
Si el Tribunal no recibe una respuesta desde el CD, decidirá si se hace una intimación bajo apercibimiento de ley para multar a la institución o si se procederá de oficio a una investigación judicial. Hasta el cierre de esta edición no se tomó conocimiento de una contestación desde el Concejo.
 

Comentarios