Lucía inauguró un nuevo jardín de infantes

Es el vigésimo quinto edificio escolar que inaugura la Gobernadora, de los 60 previstos para los cuatro años de gestión.
martes, 15 de abril de 2014 00:00
martes, 15 de abril de 2014 00:00

La Gobernadora Lucía Corpacci inauguró esta tarde el edificio donde funcionará el Jardín de Infantes de la Escuela N° 29 de Nueva Coneta, departamento Capayán, lo que representa el vigésimo quinto establecimiento que inaugura durante su gestión.

El nuevo centro educativo de nivel inicial, depende del JIN N° 15 de la Escuela 490 de Miraflores, y cuenta con cuatro salas, 19 docentes y una matrícula inicial de 90 alumnos divididos en dos turnos.

La jefa de Estado entregó además juegos didácticos para los niños, en un acto durante el cual la acompañaron la subsecretaria de Educación Claudia Bolomo, el ministro de Obras Públicas Rubén Dusso, el intendente Omar Soria, el senador departamental Hugo Corpacci, el diputado nacional Néstor Tomassi y la directora del establecimiento, Graciela Heredia.

“Para nosotros es motivo de alegría inaugurar un jardincito más, que está incluido dentro de los 60 establecimientos educativos que tenemos planificados para estos cuatro años de gestión, de los cuales ya hemos inaugurado 25, contando éste”, destacó Lucía, para considerar que realizar estas obras “es ir cumpliendo con deudas pendientes”.

La mandataria valoró “lo que es un jardín de infantes para nosotros, para este modelo de Gobierno, para este proyecto de país que estamos apuntalando”, y observó “qué distinto es cuando un niño ingresa a primer grado si pudo tener el aprestamiento preescolar del jardín de cuatro y el jardín de cinco. Llega con otras aptitudes y actitudes, llega con mucho más soltura, con mucho más solvencia, se integra con más facilidad a la maestra y a sus compañeros: es cierto que en los jardines se juega, pero también se aprende. Se aprenden las cosas que para mí son las más importantes desde la educación: se aprende a ser solidario, compañero, compasivo, se aprende también a que en la vida hay cosas buenas y malas. Y por sobre todas las cosas, en el jardín de infantes se empieza a cumplir la norma que siempre decimos, es la escuela la que nos iguala, nos brinda a todos las mismas posibilidades”.

“Llegamos al jardín desde distintos hogares, con distintas posibilidades, distintas miradas, unos formados de una manera y otros de otra, pero en la escuela nos abrazamos todos”, señaló Lucía.

Por estas razones, sostuvo que a través de la obra “cumplimos con la comunidad, con las autoridades y docentes de la escuela, y fundamentalmente con los chicos, que hoy tienen una nueva casa en condiciones”.

“Queremos que se los vea jugar todos los días y tener horas felices. Eso es para nosotros motivo de orgullo. Para eso estamos, para que cada vez más chicos y jóvenes se sientan incluidos. Que la disfruten y a seguir trabajando todos juntos”, concluyó.
 

Comentarios

Otras Noticias