A veintitrés años de la intervención a Catamarca

Restituyeron bienes y libros al Partido Justicialista

sábado, 19 de abril de 2014 00:00
sábado, 19 de abril de 2014 00:00

En la tarde del 17 de abril de 1991, a las tres de la tarde el ex presidente Carlos Menem disponía la intervención de la provincia de Catamarca, medida que simultáneamente, en lo político, se extendería también al Partido Justicialista.

En ese mismo día, pero de este 2014, en esta semana que concluye, veintitrés años después de aquellas intervenciones a Catamarca y al PJ, Doña Rosa Mercedes Marín de Luna y Don Luis Luna reintegraron al Partido Justicialista todos los bienes, textos, enciclopedias, libros, materiales y emblemas que pertenecieron a la Escuela de Formación de Dirigentes Políticos, de las que ellos mismos participaban como activos miembros.

Cuando la intervención federal llegó a Catamarca, en abril del ‘91, Doña Rosa de Luna era la vicedirectora de la Escuela de Formación Política del peronismo, y ahora recuerda que “ante la irrupción foránea, con personas totalmente desconocidas, que ni sabíamos qué intenciones traían, con el Dr. Lorenzo Villagra (era el director) decidimos que había que resguardar todas estas cosas y las trajimos a nuestra casa”.

La escena de ahora, en una casa del B° La Cruz Negra, en inmediaciones de La Chacarita, muestra a Doña Rosa, junto a su esposo y leal compañero, Don Luis Luna, entregando aquellos elementos al actual director de la Escuela de Formación Política del PJ, el joven dirigente Damián Brizuela.

“Nosotros ya somos grandes, estamos doblando los ochenta años de edad, y queremos que estos libros, todos estos textos que contienen y describen de manera exhaustiva la historia y la esencia del peronismo vuelvan al Partido (Justicialista), para que las nuevas generaciones de jóvenes catamarqueños puedan nutrirse de ellos y enriquecer sus ideales con el marco teórico de la doctrina justicialista, que por ser profundamente cristiana se fundamenta en los valores de la solidaridad y la justicia social”, comentó Doña Rosa, mientras iba haciendo el inventario de los elementos que estaba depositando en manos de Brizuela.

“Perón, el hombre del destino”, “El Peronismo Justicialista” de Héctor A. Flores, Discursos de Perón, Juan Perón y Eva Perón, obras escogidas, “La razón de mi vida” de Eva Perón, “Perón, mi testimonio político”, figuran entre los libros y enciclopedias restituidos por los Luna al PJ.

También existen textos como el Proyecto Pedagógico Doctrinario de la Escuela de Formación de Dirigentes Políticos, y manuales sobre las materias y métodos aplicables a la educación de los jóvenes dirigentes partidarios. Entre otros bienes, que Doña Rosa y Don Luis habían custodiado durante más de veinte años con particular dedicación figuraban una Bandera Nacional de ceremonias, con su mástil, y una máquina de escribir eléctrica que fuera donada a la Escuela de Formación Política por Don Sebastián Corpacci, en otra particular coincidencia, padre de la actual gobernadora de la provincia y presidente del PJ, la Dra. Lucía Corpacci. Igualmente, en calidad de préstamo, también cedieron ejemplares de distintas publicaciones propias sobre la historia del peronismo.

Junto a Doña Rosa y Luis Luna, de aquella Escuelas de Formación Política del PJ participaban también su director, el Dr. Lorenzo Villagra; la secretaria general Dominga Díaz De Aguaisol; la secretaria técnica, Carmelina Valerio; el coordinador Lic. Orlando Ortíz Ruiz; y los profesores Dr. Manuel Víctor Moreno, Ing. Raúl Díaz Bemonte, Lic. Mirtha Beatriz Bustos Di Giácomo, Lic. Nicolás de la Fuente y Lic. María Cristina Rosales.

Al retirase, Damián Brizuela, además de agradecer “el gesto de poner en nuestras manos este auténtico tesoro peronista, para devolverlo al Partido (Justicialista) y al servicio de la formación de las nuevas generaciones de compañeros en Catamarca”, anunció que “la escuela de Formación Política va a tener un espacio muy especial en la nueva sede que se está construyendo en la Av. Güemes”, comprometiéndose a invitarlos “cuando sea inaugurada, para que Uds. mismos sean testigos del destino de privilegio y de segura utilidad que van a tener estas joyas y reliquias del justicialismo”.

Comentarios