Lo aseguró el presidente del Concejo Deliberante de Valle Viejo

Vega: “Los funcionarios no están obligados a cumplir días ni horarios”

El edil consideró que tienen una función diferente y que en todos lados sucede lo mismo.
miércoles, 23 de abril de 2014 00:00
miércoles, 23 de abril de 2014 00:00

El presidente del Concejo Deliberante de Valle Viejo, Sebastián Vega, justificó que los asesores, tanto del órgano deliberativo como de los distintos bloques, no acudan a sus lugares de trabajo y sólo lo hagan “cuando sea necesario”. Sostuvo que esto sucede en todos lados, porque cumplen funciones distintas a las de los empleados administrativos.

De esta manera, el edil salió al cruce de los cuestionamientos realizados por los empleados del Concejo Deliberante que tomaron el edificio pidiendo, además del aumento, la baja de los asesores. Entre los funcionarios nombrados, se encuentra el hijo de Gustavo “Gallo” Jalile, Nair Jalile; Pedro Vélez; el exconcejal Mario Vega y Ripio Guzmán.

“No entiendo el enojo. Esto ocurre en todos lados. La planta de funcionarios puede asistir al lugar o no, y los empleados del bloque también. Tienen esa garantía o beneficio, en cierta forma, de no acudir al lugar de trabajo”, afirmó en declaraciones al programa “No le contés a nadie” de radio Ancasti.

En esa línea, sostuvo que los asesores de los ediles reciben orden directa de los mismos, quienes muchas veces los citan en cualquier horario. “La diferencia entre el empleado del bloque con el administrativo es que a éste último no se lo puede llamar a cualquier hora, ya que tiene estipulado el horario para sus tareas. El empleado del bloque está a disposición en cualquier hora del día”, dijo.

En cuanto a los funcionarios del Concejo, sostuvo que sus trabajos se estipulan para la reunión de comisiones o cuando se desarrollen tareas importantes y que necesiten asesoramiento. “Ahí se les pide que vayan. No está estipulado en ningún reglamento interno ni carta orgánica que tengan que ir de lunes a viernes”, subrayó.


Aumento

Por otra parte, en relación al reclamo de incremento salarial, indicó que el último ofrecimiento realizado es un aumento fijo de 500 pesos y esperar hasta el 1º de mayo, cuando el municipio anuncie el 25%. Indicó que el gremio quiere un incremento de mil pesos, más el 25%, pero “para el Concejo es imposible afrontarlo, porque no cuenta con presupuesto”.

El presidente del cuerpo se mostró extrañado de que ahora los empleados rechacen la propuesta.

“He tenido la mejor voluntad de conversar y ofrecerles hasta donde podríamos llegar con un aumento, pero resulta que una semana atrás estaba todo bien y ayer ya no”, dijo.
 

Comentarios