En el marco de la protesta salarial

El “Grillo” Ávila quiere echar a los municipales que corten ruta

De esta manera pretende que las medidas de fuerza no afecten la transitabilidad de los tinogasteños.
martes, 8 de abril de 2014 00:00
martes, 8 de abril de 2014 00:00

El intendente de Tinogasta Hugo “Grillo” Ávila enviará un paquete de ordenanzas al Concejo Deliberante, entre las que se encuentra el proyecto que prevé que aquellos empleados municipales que realicen medidas de fuerza cortando ruta serán cesanteados. Además, quiere mejorar los controles de productividad de los trabajadores.

“Con esto pretendemos que se resguarde al pueblo de Tinogasta de ser rehén de un conflicto sindical. El método de protesta que tienen los trabajadores es el paro, y si a eso le suman un corte de ruta es someter a todo el pueblo a estar preso de la voluntad de diez o más personas: es injusto”, afirmó el jefe comunal durante la conferencia de prensa de la competencia “Trophée Roses des Andes”.

Explicó que con esta iniciativa, que será enviada al Concejo, va a generar que el pueblo de Tinogasta no caiga más como prisionero de una protesta sindical en la que no pueda tener libre circulación, tal como lo dice la Constitución.

“Aquel empleado que proteste cortando una ruta va a quedar fuera de la municipalidad. No vamos tolerar más que un determinado grupo minúsculo de trabajadores atente contra la libertad consagrada por la Constitución que tienen el pueblo de Tinogasta y quienes nos visitan, de circular libremente”, sentenció.

En ese sentido, sostuvo que en un conflicto sindical el método de protesta que tienen los trabajadores es el paro, pero si a eso le suman un corte de ruta “es someter a todo un pueblo a ser rehén de la voluntad de diez personas”. Ávila detalló que la comuna tiene 700 empleados, mientras que la jurisdicción municipal cuenta con 17 mil ciudadanos que “han sido prisioneros de dos o tres dirigentes sindicales”.

También el municipio enviará una iniciativa para que las licencias por enfermedad sean controladas. “Vamos a ser rigurosos con las carpetas médicas porque queremos mejorar la productividad y bajar los altos índices de ausentismo. Es legítimo el reclamo, damos el aumento, pero también planteamos que se tienen que mejorar los índices de productividad y mermar los de ausentismo, por lo tanto, el control de la carpeta médica será realizado por el municipio”, aseguró.
Al mismo tiempo, sostuvo que se debe cambiar la normativa que hay en la comuna: recién con cinco faltas sin aviso se puede iniciar un sumario, “cuando en otras reparticiones se inician los sumarios inmediatamente”.

Descuentos

En tanto, sobre la decisión de descontar los días de paro, el intendente tinogasteño aclaró que la misma se tomó a partir de la inflexibilidad de un grupo de trabajadores. Ávila afirmó que la medida de fuerza se inició el 18 de diciembre y continuó hasta el llamado a conciliación. “Durante este tiempo no hemos descontado”, afirmó, y agregó que, acordado el incremento de sueldo del 25% a partir del mes de mayo, un grupo de trabajadores insistió con la medida de fuerza.
“Llega un punto en que no puede haber tanta intransigencia de parte de un sector de dirigentes sindicales en no entender que el municipio va a dar el aumento y que va adherir a la política salarial de la provincia, no puede ser que sigan de paro. No podía cometer la injusticia de pagarle lo mismo al que trabaja -que es la amplia mayoría de los empleados municipales- que a 100 personas que no iban a trabajar”, explicó.
 

Comentarios