Ariza y Aredes ratificaron el rechazo al cambio en el nomenclador docente

Ya que significaría que en el primer año la provincia dejaría de recibir un 70% de la coparticipación para destinarlo al pago del salario docente.
jueves, 25 de septiembre de 2014 00:00
jueves, 25 de septiembre de 2014 00:00

El Gobierno, a través del ministro de Hacienda, Ricardo Aredes, y de Educación, José Ariza, ratificó el rechazo al proyecto de ley de modificación del nomenclador docente, que impulsa la oposición en la Legislatura, por considerarlo que “es inviable presupuestaria y financieramente” ya que significaría que en el primer año la provincia dejaría de recibir un 70% de la coparticipación para destinarlo al pago del salario docente.

Los ministros reiteraron que la iniciativa “no fue consultada con el Ejecutivo” y su aprobación “afectaría gravemente las finanzas públicas”. Y en ese orden Aredes señaló que por el artículo 149º de la Constitución es facultad del Ejecutivo la definición de la política salarial del sector público, y si bien sostuvo que el gobierno es consciente de la necesidad de actualización salarial”, advirtió que “este debate se está llevando adelante, como corresponde, en el marco de paritarias entre los gremios docentes y el gobierno”.

Puntualmente, sobre el incremento dijo que el primer tramo que prevé el proyecto, el aumento asciende a 28 millones de pesos mensuales, que al año serían más de 300 millones. El segundo tramo alrededor de 66 millones mensuales, es decir cerca de 800 millones anuales. Y el tercer tramo del incremento sería de 180 millones de pesos mensuales, que le representaría a la provincia cerca de 2.300 millones de pesos solamente de incremento al año. “Nosotros recibimos 500 millones de coparticipación por mes para la provincia. Es imposible pagar esto. Es un valor que está fuera de los cánones normales”, detalló.

Para graficar dijo que la Provincia dejaría de percibir 364 millones de pesos en el primer año, lo que implica un 70% de la coparticipación mensual que recibe la provincia para afectarlo al pago del incremento del salario docente.

En tanto, el ministro de Educación dijo que “los diputados están legislando en abstracto porque la ley 4.192 que quieren modificar no está en vigencia, ellos mismos la derogaron”, en referencia al FCS. Al mismo tiempo consideró que “es un acto de hipocresía e irresponsabilidad política. No se les cae una idea y creen que con esto van a conseguir un apoyo multitudinario, pero van a terminar fundiendo a la provincia”. Denunció, además, que “se trata de una maniobra surgida en el seno del pacto radical- barrionuevista”.
 

Comentarios