La intendenta electa de Fiambalá

Roxana Paulón: “Sé que vamos a recibir una intendencia en llamas”

La postulante del FPV consiguió una hazaña y logró derrotar a “Coco” Quintar tras 28 años de hegemonía radical.
martes, 27 de octubre de 2015 00:00
martes, 27 de octubre de 2015 00:00

Fue, sin dudas, una de las noticias más resonantes de las elecciones del domingo. Tras 28 años de hegemonía absoluta, el histórico dirigente radical Amado “Coco” Quintar perdía la intendencia fiambalense a manos de la odontóloga Roxana Paulón, la postulante que promovió Lucía Corpacci para hacerle frente. En medio de una campaña tensa que incluyó denuncias de amenazas, finalmente la joven oriunda de Medanitos se alzó con el triunfo al conseguir 1742 votos contra los 1507 de Bernardo Quintar, hijo de “Coco”.
Ayer, Paulón habló sobre la victoria que la sentará en el sillón del Ejecutivo municipal: “Esto fue una sumatoria de cosas, de un gran esfuerzo y trabajo de todo un equipo”. Asimismo, indicó que se debe “reconocer que las condiciones para ganar estaban dadas; pedíamos a gritos un cambio, alguien que no estuviese involucrado en la política, cansado del destrato, del abandono de un político municipal ausente”.
En tanto, recordó que “hemos recibidos amenazas de muerte”, aunque diferenció que “el fin de todo esto era el miedo, pero nosotros estábamos lejos de tener miedo”.
En diálogo con un medio radial, la flamante intendenta expresó que será un gran desafío recuperar la comuna, ya que “voy a tomar una municipalidad en llamas”. Para sostener sus dichos, indicó que “lo que hicieron ellos con las Paso y ahora en estas elecciones, fue jugarse todo y desmantelaron la municipalidad”.
En el mismo sentido, remarcó que el FCS “jugó con una estructura fuertísima, pese a que lo nuestro, más allá de contar con el apoyo provincial, fue una campaña austera”.

Para Quintar, el FCS perdió por la dádiva y la interna

El intendente de Fiambalá, que abandonará ese cargo el próximo 10 de diciembre para asumir como diputado nacional, Amado David “Coco” Quintar, señaló que el resultado adverso en el municipio fue por la dádiva del Estado provincial, “donde había 15 camionetas” y la compra de “muchísimos dirigentes que estuvieron trabajando en la interna partidaria”, que “salieron a trabajar por el FPV, inclusive cuando ya tenían nuestros votos”.
Así, expresó que en Fiambalá “estuvo la interna partidaria”, donde “no cerraron las heridas después y no las pudimos cerrar”. Asimismo, reconoció que se dedicó “más a la provincia” que al municipio: “Vine los últimos cuatro días, cuando las cartas estaban prácticamente echadas”. Por último, comentó que iba a felicitar a la intendenta electa y “le voy a ofrecer mi apoyo inclusive, como acción de lealtad por la comunidad que uno ama”.

Comentarios