Aprobada por los concejales de los tres bloques

Municipio vetaría la eximición del impuesto a las Ganancias de ediles

Durante un encuentro con el intendente Jalil, el gremio de los municipales cargó duramente contra la medida aprobada.
jueves, 12 de noviembre de 2015 00:00
jueves, 12 de noviembre de 2015 00:00

El Ejecutivo municipal se encuentra analizando la posibilidad de vetar la ordenanza aprobada en forma unánime por los concejales el jueves pasado, mediante la cual buscan eximirse del pago del impuesto a las Ganancias sobre ingresos que reciben.

Tal propuesta fue aprobada sobre tablas por los ediles de los tres bloques con representatividad legislativa -es decir, FPV, FCS y F3P- en la última sesión ordinaria del concejo deliberante capitalino, por el cual se adherían a la ley nacional 24.686, que contempla excepciones en el tributo para legisladores.

Mediante el proyecto aprobado -que ayer fue remitido a la Intendencia- los concejales capitalinos se autoeximieron del pago del impuesto a las Ganancias en cualquiera de sus aspectos, ya que lo percibido en concepto de básico no supera los 15 mil pesos mensuales.

Así, la aplicabilidad se traspasa hacia como adicionales viáticos y gastos de representación. Además, como se pide que la iniciativa tenga cumplimiento a partir del ejercicio fiscal 2015, lo torna retroactivo.

Al respecto, el secretario de Gobierno de la municipalidad capitalina, Hernán Martel, expresó: “El Intendente se manifestó en desacuerdo con esta ordenanza, debido a que fue un proyecto aprobado sobre tablas, donde no se analizaron ni se dieron a conocer los fundamentos que justifican la adopción de la medida”.

De esta manera, el funcionario consideró que los ediles “buscaron la forma de beneficiarse con una ordenanza controvertida y poco clara”.

Por otra parte, desde el Municipio anticiparon que la disposición será analizada, con el fin de determinar su procedencia formal y los alcances legales de la medida, que, en principio, perfila a ser vetada.


Rechazo gremial

En tanto, el intendente de la Capital, Raúl Jalil, acompañado por Hernán Martel mantuvieron una reunión con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soem), quienes plantearon su desacuerdo con la ordenanza que exime a los ediles del pago a las Ganancias.

En este sentido, el secretario general del sindicato que nuclea a los trabajadores municipales, Walter Arévalo, opinó que “es una vergüenza esta medida de los concejales”.

“Ellos deberían dar el ejemplo, pero con esto le están faltando el respeto a los trabajadores que con mucho esfuerzo van logrando reivindicaciones”, cuando “ellos vienen y con una ordenanza se benefician solos”, manifestó.

Luego, consultado respecto a sus expresiones en el programa “Cae el telón”, el gremialista expresó que “es una observación que uno hace, cuando hay muchos trabajadores de distintos sectores que se ven afectados en la retención al salario”. Acto seguido, ironizó: “Nos solidarizamos con la clase política, porque realmente no le debe alcanzar con lo que cobra”.

Asimismo, remarcó el beneficio, porque “nos sirve a nosotros para el próximo año, cuando encaremos los aumentos de sueldo” y acotó que “si ellos no saben vivir con 40 mil pesos, imagínese si un obrero puede vivir con 8.000”.

“Un proyecto de recategorización nos llevó un año hablando con uno y otro y de repente, cuando es para favorecer la casta política, lo hace sigilosamente y sobre tablas”, criticó Arévalo.

En la ocasión, consideró que “sería bueno que saquen una ley -en la Legislatura provincial-, donde a los médicos, bancarios, choferes de colectivos, entre otros, se los exima de esos adicionales”.

“Lo mío fue una crítica a la clase política por la forma en la que se manejan”, repitió, sopesando que “lo único que faltaría es que saquen una ordenanza para asignarse un 82 por ciento móvil con el sueldo que tienen”. “La clase política debe comenzar a dar un ejemplo de coherencia”, concluyó.

Comentarios