Es por la tramitación irregular en la compra de cámaras de seguridad

Nueva denuncia contra Jalile por malversación de fondos de regalías

La presentación, que alcanza a exfuncionarios del dirigente radical, también es por fraude contra la administración.
lunes, 21 de septiembre de 2015 00:00
lunes, 21 de septiembre de 2015 00:00

Una nueva denuncia fue radicada contra el exintendente de Valle Viejo, Gustavo Roque Jalile, por malversación de fondos y delitos contra la administración municipal por irregularidades en el proceso de tramitación del expediente para la compra de cámaras de seguridad. El trámite tuvo una inversión de más de 580 mil pesos provenientes de fondos de regalías mineras.

La presentación fue realizada por el fiscal municipal, Gustavo Adolfo Pérez Díaz y alcanza también a Carlos Marcelo Bustamante, exsecretario de Obras y Servicios Públicos; Mario Raúl Pacheco, exdirector de Licitaciones y Compras y Gloria Mónica Ledesma, exsecretaria de Hacienda de la gestión de Jalile, actual candidato a intendente por el FCS.

En el escrito se detalla que la investigación se origina a partir de las declaraciones que realizó Jalile en un programa radial en el mes de mayo del corriente año, donde expresó que a comienzos del año 2011 él mismo compró e instaló en el departamento Valle Viejo cámaras de seguridad asimilables a las que a la fecha se encuentra en funcionamiento en la ciudad de Tigre (Buenos Aires). En el mencionado programa indicó que dichas cámaras desaparecieron, imputándo dicha situación a la actual gestión municipal a cargo de la intendenta Natalia Soria.

El fiscal municipal manifestó que a raíz de la gravedad de tales declaraciones públicas se procedió a la iniciación de un proceso sumarial interno, del cual surge la existencia de gravísimas violaciones a la ley, que tienen su origen en los trámites administrativos de elección del proveedor de las obras de colocación de cámaras IP de seguridad, antenas, fibras ópticas, etc. y su posterior adjudicación y pago con fondos de regalías mineras.

La denuncia surge de la inexistencia de las ejecuciones de tal obra y por pagos efectuados por la gestión de Gustavo Roque Jalile, “lo cual revela la materialización de los hechos incriminados, ya que sugestivamente tales contrataciones en su mayoría se efectuaron a posteriori de la celebración de las elecciones provinciales y municipales de marzo del 2011, que precisamente concluyeron con la derrota de la gestión anterior y que finalizara en diciembre de ese mismo año”, sostiene Pérez Díaz. Por lo tanto, “dichas contrataciones fueron realizadas en el período de transición del mandato o gestión, el cual inexorablemente ya concluía”.

Asimismo, indica que las contrataciones sólo pretendían lo mismo, mediante la modalidad de contratación de compra directa, siempre que resulte adjudicatario un determinado proveedor: Luis Olmos Puebla, por Tecnodata SRL.


Sobreprecios

Agrega que al contratista se le abonó en diferentes oportunidades, en forma coincidente con el inicio del expediente administrativo o más grave aún, antes de que éste “resultara adjudicatario” de la obra y no como debería haber correspondido a la finalización. En dicho proceso, indican, intervinieron distintas áreas de trabajo de la municipalidad Valle Viejo. El contratista recibió una suma aproximada de $583 mil pesos provenientes de los Fondos de Regalías Mineras. En este caso, explica que se observó sobrefacturación de precios para poder acceder a la totalidad de los fondos.

Pérez Díaz describe que para dicha obra se solicitó y se “pagó” por 10 cámaras de seguridad con sus respectivos soportes, pero en el inventario del Municipio sólo se registró la existencia de cuatro cámaras. Sostiene también, como importante, que durante la anterior gestión jamás se solicitaron los equipamientos complementarios para la puesta en funcionamiento de dichas cámaras; esto es CPU, monitores, etc.

Además, denuncia que para la realización de esta obra se solicitaron y pagaron 1.800 km de fibra óptica, que nunca se recibieron y que supuestamente se reemplazarían con antenas inalámbricas (más baratas) que nunca se instalaron, por las cuales se pagó igual y acorde al presupuesto aprobado para la contratista.

El denunciante agregó que en el alta de bienes, al momento de entregar el mandato, el exintendente no dejó constancia de qué antenas inalámbricas hayan sido entregadas, en qué cantidad ni qué características poseían.

En la presentación, el fiscal municipal realizó la reserva legal de concurrir ante la Corte Suprema de Justicia de la nación, ante el supuesto de una resolución desfavorable a los intereses del municipio de Valle Viejo.

Comentarios

Otras Noticias