Quintar-Ávila: diálogo “sincero”

martes, 22 de septiembre de 2015 00:00
martes, 22 de septiembre de 2015 00:00

Ante las insistentes versiones que dan cuenta que el intendente de Tinogasta, Hugo “El Grillo” Ávila, trabajaría en las próximas elecciones para el Frente Cívico y Social –no aceptadas, pero tampoco desmentidas por el propio Ávila-, un periodista de radio “La Perinola” dice haber sido testigo de un diálogo telefónico entre el jefe comunal tinogasteño con el presidente de la UCR provincial e intendente de Fiambalá, Amado “Coco” Quintar. Cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia.

-Quintar: ¿Hola?
-Ávila: ¿Coquito? Te habla Hugo Ávila.
-Quintar (Ahora Coquito. Antes me llamaba turco mentiroso): ¿Qué cuenta, mi grillito cantor?
-Ávila (Ja Ja, grillito cantor. Toda la vida me trató de caradura): Todo ok. El 25 de octubre reventamos las urnas, mi querido “compa religionario”.
-Quintar (Hum…Pinocho queda un poroto mintiendo): Con un refuerzo como vos, ni lo dudes, amigazo, puede ser goleada.
-Ávila (Amigazo. Las veces que mandó a patotearme): Gracias, mi admirado Coquín, me haces sentir un Riquelme de la política.
-Quintar (Mi admirado Coquín. ¡Ya te estoy creyendo!): ¡Usted ocúpese de Tinogasta y yo de Fiambalá! ¡Pan comido, mi respetado grillo!
-Ávila (Respetado grillo. Me insultaba en todos los idiomas): Todo está bajo control, mi apreciado turquito.
-Quintar: (Apreciado turquito. ¡De acá! Y pensar que éste tenía el berretín de ser gobernador) ¿Te llamó Gustavo Saadi, mi grillito remolón?
-Ávila (Grillito remolón. Me trató de bichito patotero y autoritario): No. Y no lo pienso atender. Usted sabe que soy de palabra, mi Coquito ganador.
-Quintar (Coquito ganador. Las veces que me dijo turco procesista): Conozco de sus rectos principios, Huguito de mi querer.
-Ávila (Huguito de mi querer. ¡Turco trápala!): Mi gran Coco, tengo que decirle que ando escaso de víveres.
-Quintar (¿Sabés cómo te va a quedar el coco a vos?): No hay drama, Huguín. Ya te envío una camioneta con bolsones que me quedaron del 9 de agosto.
-Ávila (Ya sabés por dónde te podés perder los bolsones, gilazo): No, hermanito del alma. Me refiero a la mosqueta, los compañeros andan a un salto por un bizcocho. Platita necesitamos.
-Quintar (Pechazo en puerta. Pechá nomás que te van a abrir, ja ja): Ah, eso lo tenés que hablar con Oscar, mi changuito agrillado.
-Ávila (Changuito agrillado. ¡Ahora te hacés el Poncio Pilatos!): La verdad es que con Oscarcito no tengo tanta confianza. Otra, súper Coco: el sábado 17 de octubre no podré estar junto a ustedes.
-Quintar (Oscarcito. Aflojá con el cinismo): ¿Por?
-Ávila (Este vive en un termo): ¡Es el Día de la Lealtad! ¡No les puedo fallar a los compañeros!
-Quintar (Ah, bueno. Tiremos la cadena): La pucha, grillazo. Un tipo leal como usted no puede faltar. Vaya y cumpla. Un abrazo sincero.
-Ávila: Besitos.
-Quintar: Cariñitos.

Comentarios