Principales indicadores de la gestión de Mauricio Macri

Los tres años de Cambiemos en números

Los datos muestran la masacre a los sueldos de los trabajadores.
miércoles, 12 de diciembre de 2018 00:00
miércoles, 12 de diciembre de 2018 00:00

A tres años de la asunción de la gestión Cambiemos a través del presidente, Mauricio Macri, y de la gobernadora, María Eugenia Vidal, el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) publicó un resumen de la evolución de los principales indicadores laborales, sociales y financieros: el dólar manifestó un alza del 291%; la inflación acumuló un 117%; y los servicios públicos una suba de hasta 3008%.
Uno de los datos más relevantes, es la cotización del dólar que pasó de $9,70 en 2015 a $38 en diciembre de 2018. Es decir que desde que la ex jefa de Estado, Cristina Fernández de Kirchner, dejó su cargo hasta el día de la fecha, el valor de la divisa norteamericana respecto del peso argentino tuvo un alza del 291%, según los propios números del Banco Central de la República Argentina (BCRA).
El otro gran tema que preocupa a los argentinos es la inflación. Según el BCRA, entre 2013 y 2015, acumuló un 117%; mientras que en los primeros tres años de gestión de Cambiemos, la misma sumó 160%. Es decir, 43% más que con la gestión anterior.
El tercer ítem que CEPA relevó fue el incremento de las tarifas de servicios públicos entre el 2015 y 2018. El gas experimentó una suba del 3008%, la electricidad de 2136% y el agua del 515%.
El Centro de Economía Política midió el salario promedio de los argentinos a través de los datos arrojados por el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), en 2015 los honorarios fueron de $15.809; mientras que en 2018, $32.776. Explicó que para empatar con la inflación este año, los sueldos deberían haber sido de $41.968; por lo que implica una caída real del 22%.
En esa línea, el salario mínimo según el ANSES, pasó de $5.588 en diciembre de 2015, a $11.300, es decir que implica una caída del 24% ya que para empatar con la inflación debería haber sido de $14.834.
Paralelamente comparó las jubilaciones mínimas de diciembre del 2015 y del mismo período del 2018 y arrojó que experimentó una caída del 18,5% ya que actualmente los adultos mayores cobran $9.306 cuando deberían cobrar $11.412 par no perder con la inflación.
CEPA investigó en la Secretaría de Finanzas y determinó que la deuda per cápita entre 2015 y 2018 tuvo un crecimiento del 420%. Finalmente, analizó la suba en el valor de los alimentos.
CEPA comparó los incrementos acumulados entre noviembre de 2015 y el mismo mes del 2018 en diferentes alimentos. La harina por kilo experimentó una subida del 315%; el aceite del 440%. A su vez el kilo de asado, aumentó un 160% y el litro de leche 114%.

Caída de ingresos
Medido por el IPC-CABA, desde noviembre de 2015 a octubre de 2018 los precios crecieron un 156%. En base a los últimos datos disponibles, el mismo período el salario promedio creció sólo un 103% (a septiembre 2018), jubilaciones y AUH, un 101% (a octubre 2018) y el salario mínimo, un 91% (a octubre 2018). Así, la pérdida de poder adquisitivo alcanza en tres años un 25% (salario mínimo), un 16 % (salario medio) y un 21,3% (jubilaciones y AUH). Para ser claros: jubilados y trabajadores perdieron entre 2 y 3 meses de ingreso por año. Trabajan durante doce meses, pero cobran sólo 9 o 10. Es por eso que la plata no alcanza, que se desvaneció el ahorro y que se recortaron los gastos en los hogares.

Nivel de actividad
La política económica neoliberal es, por naturaleza, desindustrializadora. Por el lado de los ingresos, la caída del poder adquisitivo desploma el consumo y las ventas. Por el lado de los costos, los tarifazos deterioran la rentabilidad. Las tasas de interés estratosféricas, diseñadas para calmar el apetito de los especuladores y evitar las corridas cambiarias, hacen inaccesible el crédito necesario para el funcionamiento del negocio. La apertura de las importaciones intensifica la competencia y, en muchos casos, habilita el dumping de las empresas extranjeras.
Así, la industria y el comercio se desplomaron desde que asumió Macri. Según el Estimador Mensual de la Actividad Económica (el IMAE, del INDEC), la actividad económica acumula una caída de -2,5%, pero la industria fue la que más sufrió. La propia UIA estima la caída en torno al -9% desde que asumió Macri, y el Estimador Mensual Industrial (EMI, del INDEC) registró en septiembre una contracción de -11,5%, con caídas en 11 de los 12 bloques. Las fábricas están paradas o funcionando al 61% de su capacidad instalada, niveles similares a 2002.
Otro tanto ocurre con el comercio. Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) las ventas minoristas se han deteriorado constantemente desde la asunción de Macri. En 11 meses de 2018, registran una caída récord del -15% respecto a 11 meses de 2015. Según registros de AFIP, en términos netos, cerraron cerca de 10.000 empresas.

Empleo
La tasa de desocupación se acerca raudamente a los dos dígitos: fue de 9,6% en septiembre. El empleo asalariado privado perdió, desde que asumió Macri, 31.000 puestos y, en los primeros 9 meses de 2018, 58.000. El dato más impresionante es el de la industria (el famoso empleo de calidad): entre noviembre de 2015 y septiembre 2018 se perdieron 101.000 puestos registrados y en los primeros nueve meses de este año, 39.000.

Endeudamiento
Junto con la desindustrialización, el desempleo y la exclusión social, el neoliberalismo provoca ciclos de fuerte endeudamiento y fuga de capitales, proceso que es impulsado por el propio Estado (Eduardo Basualdo lo denominó valorización financiera). 
Siempre fue así, pero Macri batió todos los récords. El gobierno emitió deuda de mercado por 170.000 millones de dólares desde el 10 de diciembre de 2015. El 75% de estas emisiones fueron en dólares. A esto deben sumarse los 57.000 millones acordados con el FMI, de los cuales ya se desembolsaron 20,6 mil millones. Con esto, el total de emisiones es de casi 200.000 millones de dólares. Este endeudamiento no sólo produce una dependencia cada vez mayor sino también una creciente fragilidad financiera y un cada vez más agobiante peso de los vencimientos e intereses sobre el presupuesto nacional.

Inflación

En dos corridas cambiarias se dilapidaron 35.000 millones de dólares, el peso se devaluó más de un 100% y, para detener la estampida, el Banco Central debió cambiar dos veces de presidente y fijar una tasa de interés superior al 60%, la más alta del mundo. La brutal devaluación, como era de esperar, se trasladó a los precios y a las tarifas que el propio gobierno había dolarizado. El año 2018 va a terminar con una inflación superior al 45% y pérdidas récord de poder adquisitivo.

 

10%
Satisfacción
0%
Esperanza
86%
Bronca
0%
Tristeza
2%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

12/12/2018 | 17:39
#4
Hay Mas numero : 200 ex funcionarios kirchneristas y empresarios procesados por corrupcion, mas del 10 % entre rejas
12/12/2018 | 12:36
#3
Supongo que el que no le gusta el peronismo le gusta el populismo cheto que subsidia a las empresas de los amigos del presi y pone los dólares para fugar luego de la timba financiera, mientras se destruye la industria y se empobrece a la población. Macri se endeudó en 200 mil millones de dólares en tres años. Pregunto: ¿Dónde está esa guita?
12/12/2018 | 12:28
#2
La plata para mantener esa gente se recaudaba de los impuestos al agro y a las mineras... sabés qué fué lo primero en suspender Macri? Sí, ese impuesto.
12/12/2018 | 07:55
#1
Dejaron el pais en default y con cepo cambiario. 3millones de pensiones por invalidez (ni en Hiroshima hay tantos invalidos), 11 millones de planes, y 2 millones de empleos publicos, vos decime de donde sacas plata para mantener esa gente. Tuvimos los ultimos 12 años, la epoca de mayor bonanza economica que se haya visto y que nunca mas volveremos a ver y se la dilapidaron en populismo berreta y corrupcion.