Apuntes del Secretario

jueves, 03 de enero de 2019 00:00
jueves, 03 de enero de 2019 00:00

El dinero nunca duerme, advertía el actor Michael Douglas en la piel de Gordon Gekko, para la película Wall Street, magistral obra de Oliver Stone que describe los entretelones del epicentro del mundo financiero en la “Capital del Mundo” que es la gran manzana neoyorquina. La frase puede hacerse extensiva al ambiente político, donde ni siquiera estos calurosos días de enero, en pleno receso administrativo y aparente inactividad, son de descanso para las cúpulas dirigenciales de las diferentes fuerzas políticas. El poder tampoco duerme, y menos podría hacerlo en el preludio de una campaña electoral que asoma como las más difíciles de los últimos tiempos en la provincia y el país. 

*****

Hay reuniones constantes entre aspirantes a candidaturas de las muchas líneas sinternas del oficialismo, donde participan altos integrantes del equipo de trabajo del Poder Ejecutivo, legisladores e intendentes. Todos procuran leer el mapa que se avecina para descifrar sus reales posibilidades de lanzamiento, pero nadie ha dado señales hasta el momento de estar dispuesto a ceder en su proyecto personal a favor de otro precandidato. Dicho en términos más coloquiales: nadie se baja, aunque las perspectivas no resulten promisorias para todos. El panorama no tendría grandes variantes, por lo menos, hasta que se develen con precisión la fecha de las elecciones provinciales y el rol que se reservará la jefa de Estado para el período 2019-2023. En el momento en que se resuelvan ambos dilemas: marzo-octubre y reelección o no de Lucía, llegarán los roces y rupturas, muchos de los cuales se mantienen discretamente puertas adentro, pero saldrán a la luz cuando la competencia por los principales espacios se haga pública.

*****

No menos complejo es el panorama en la oposición, ya que a la naturaleza conflictiva de la definición de las principales candidaturas, se suma la imperiosa necesidad de reunir distintas fuerzas en un mismo proyecto: difícilmente pueda prosperar una embestida contra el oficialismo si no se reúnen las fuerzas de todo el arco antiperonista, lo que implica que quien se quede con los principales espacios deberá tener acordado de antemano el acompañamiento de los postergados, o su suerte podría quedar precozmente malograda. Es el gran desafío que le espera al radical que surja como abanderado para 2019, a Rubén Manzi si es que consigue imponerse como postulante o eventualmente a algún extrapartidario, opción que a estas horas asoma como la menos probable.

*****

Batallas personales al margen, otro aspecto de difícil resolución es el mensaje electoral para seducir a la ciudadanía catamarqueña; y aquí el desafío mayor queda en manos de quienes utilicen el sello de Cambiemos. Ocurre que el fenómeno de la ola amarilla nunca terminó de instalarse en Catamarca, y el mismo esquema de declaraciones que genera brillantes resultados en otros puntos del país, aquí encuentra fuerte rechazo. Mientras el oficialismo descansa sobre la buena imagen de Corpacci (atención, porque esa comodidad también conlleva sus riesgos), los opositores no tienen claro su horizonte. A muchas figuras del FCS Cambiemos directamente les queda muy mal el discurso del “cambio”, porque perduran en la escena política desde hace décadas y su sola presencia anula la idea de una renovación. Tampoco pueden atacar al Gobierno abiertamente porque puede resultar contraproducente apuntarle a una Gobernadora que mantiene una imagen casi intocable a nivel personal, y finalmente no pueden abrazar el discurso macrista puro, porque está claro que no seduce a los catamarqueños. Sin obras para mostrar, puesto que no están en ejercicio del Gobierno ni cuentan con gran presencia nacional en estos territorios, los opositores seguramente se inclinarán por la táctica de la denuncia de corrupción para desmalezar el terreno; aunque tarde o temprano deberán trabajar en propuestas concretas y seductoras para el electorado, algo que hasta aquí no esbozaron.

*****

Especulaciones a un lado, todo parece indicar que las próximas elecciones catamarqueñas volverán a polarizarse entre dos grandes mayorías, porque no se vislumbra ninguna tercera opción con oportunidad real de dar pelea. Un fenómeno para analizar es esta ausencia de opciones nuevas en una Catamarca donde son muchos los dirigentes que aparecen con una postura crítica hacia las fuerzas mayoritarias, pero conforme se desenvuelven en la arena política, terminan por ser absorbidos por los bandos más numerosos. A diferencia de otros distritos, donde suelen aparecer nuevos espacios, aquí la ciudadanía se encolumna detrás de las fuerzas mayoritarias una y otra vez.

*****

Si las acciones del macrismo en la provincia cotizan en baja, a juzgar por las encuestas difundidas en las últimas semanas, también sumó su granito de arena para acentuar la tendencia el titular del Frente Renovador, Sergio Massa, que se ocupó de incluir a Catamarca entre las provincias perjudicadas por las “promesas incumplidas” de Macri. Aquí, el exintendente de Tigre observó el nulo avance del Complejo Potrero del Clavillo, por el que tanto bregaron Catamarca y Tucumán, de momento con una amplia cosecha de promesas y nulas concreciones. Este año, ante la falta de avances -inacción por la que cruzaron algunas acusaciones Nación y Tucumán- hubo incluso reuniones bilaterales entre Juan Manzur y Lucía Corpacci, que en realidad no modificaron demasiado el panorama, y el Complejo Hidroeléctrico se perfila para sumar otra década sin superar la etapa del proyecto.

*****

Donde sí se anotan avances más que alentadores es en la generación de “energía limpia”. La inauguración formal del Parque Solar de Saujil (Pomán) en los últimos días de 2018 y la construcción de otros espacios similares en Tinogasta y Fiambalá, representan una noticia más que relevante para los catamarqueños, que históricamente padecieron inconvenientes por el suministro de energía. Es más que relevante la posibilidad de comenzar a “escapar” de la red de distribución nacional -con interrupciones, costos elevadísimos y todas las dificultades que implica. Ciertamente, esta nueva fuente de electricidad se halla en una etapa incipiente y deberán pasar muchos años -inversiones mediante- para alcanzar una incidencia determinante en el mapa energético catamarqueño. Pero los primeros pasos están dados y eso es digno de ser celebrado.

*****

En un año donde ningún análisis puede eludir el impacto de tarifazos, devaluaciones y ajustes, hay que decir que finalmente pasó diciembre de una manera mucho más tranquila de lo que llegó a vaticinarse. Quizás sea necesario ubicar la vara demasiado baja para darse por satisfecho, pero es un hecho que no hubo estallido social ni violencia generalizada, tal como se temía a mediados de año, cuando las malas noticias económicas se acumulaban sin dar respiro a la clase trabajadora. Con cierres de fábricas, cierres de comercios y despidos masivos como no se registraban desde hace años, el panorama social parecía enrarecerse. Sin embargo, el mes más delicado se consumió sin sobresaltos mayores. Esta característica es exhibida por el oficialismo nacional como un logro legítimo, toda vez que derriba los pronósticos negativos de la oposición. Otros analistas, en cambio, se cuestionan la pasividad de una sociedad que parece adormecida ante la falta de buenas noticias, y va asimilando sin reacciones la sucesión de contratiempos cotidianos. Si el descontento general se trasldará a las urnas en octubr,e o a pesar de los indicadores económicos Mauricio Macri fulminará al kirchnerismo con otro triunfo, es la gran incógnita de este flamante 2019. Mucho tendrá que ver en la definición de los votantes el papel que asuma Cristina Fernández de Kirchner, ya que si ella concentra el rechazo que es la columna de la fortaleza macrista, bien podría mover la estantería de Cambiemos haciéndose a un costado en los comicios presidenciales y dejando sin entidad el mayor argumento de Casa Rosada.

***** 

RECUERDOS. Catamarca vivía hace ocho años una situación bastante similar a la actual, con indefiniciones sobre la fecha de las elecciones y un gobernador que, a poco de concluir su segundo mandato, se perfilaba para un tercero. Se podría decir que aquel panorama -desde el punto de vista partidario- era inversamente proporcional al actual. Porque gobernaba el Frente Cívico y era Eduardo Brizuela del Moral quien estaba a punto de lanzarse a la aventura de la re-re; mientras el peronismo se quejaba y reclamaba precisiones. Ahora es la peronista Lucía Corpacci quien puede buscar un tercer mandato, y la oposición quiere saber cuándo se votará. Hace ocho años, mientras se esperaba el decreto para conocer la fecha exacta de las elecciones, Brizuela decía que el Frente Cívico y Social todavía tenía resto y avisaba que “puede ser que considere una nueva candidatura para poder dar continuidad a las políticas de acción en materia de agua, energía, caminos y viviendas. Sólo me resta tomar la decisión”. Al cabo se presentó y fue el fin de la hegemonía del FCS tras dos décadas, por un revés en las urnas que se repitiría en 2015.

*****

En coincidencia con las festividades de fin de año de fin del año 1993, la agencia Sagitario entregaba los premios a las personas destacadas. Horacio Monayar, una personalidad ampliamente relacionada con el teatro, recibía el premio Catamarca ‘93. También hubo menciones especiales para el exboxeador Hugo Rafael soto y la Unión de Asociaciones de Padres de las Escuelas 3 y 11. Como personaje del año fueron nominados el doctor Manuel Eduardo Ruiz (un ejemplo de vida); César Rubén Ocampo (el logro deportivo); Sanatorio Pasteur (el aporte tecnológico); Solano Condorí (esfuerzo artesanal); Horacio Monayar (50 años con el teatro); Ramón Augusto Mercau Soria (símbolo del folclore catamarqueño); el Primer Congreso de Ciudades y Pueblos del Interior (acontecimiento trascendente); Rafael Toledo (logro artístico) y Escuela 474 de El Tolar (el esfuerzo comunitario).

62%
Satisfacción
0%
Esperanza
12%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias