Columna de opinión del CPN Germán Vittore

“Una Argentina dada vuelta”

Desgobierno, “gira despedida” y el legado: una República patas para arriba.
domingo, 20 de octubre de 2019 00:16
domingo, 20 de octubre de 2019 00:16

“La damos vuelta”

Mientras nuestro “Predicador itinerante” pregona “la damos vuelta” y continúa con su gira despedida, des-gobernando nuestro País, prometiendo de nuevo lo que ya prometió que empeoró y no cumplió, intentando esperanzar otra vez con ese mejor futuro (que ya llegó hace rato, “¡todo un palo ya lo ves!”), mintiendo sin pudor (sin ton ni son), pudiendo sólo hablar de Venezuela, del narcotráfico o de “defender la democracia” (a la cual ultrajó y profanó de todas las maneras posibles) y abstrayéndose de cualquier realidad; a 7 días de las elecciones definitivas, lo único que sí dio vuelta nuestro Presidente y su cruento proyecto neoliberal de exclusión y concentración es a la “República Argentina” (en menos de 4 años, “chocó la calesita y la puso patas para arriba”)

La Argentina patas para arriba

La Argentina de Cambiemos quedará patas para arriba con una economía (y una sociedad) quebrada, ultrajada y en terapia intensiva; profundamente recesiva, marcadamente regresiva, desenfrenadamente endeudada y desfalcada, obscenamente miserable y empobrecida, con un Estado diezmado, con su matriz productiva destruída y altamente especulativa.

- Profundamente recesiva 
Con un “Producto Bruto Interno” -P.B.I.- disminuído, el cual habrá caído un 5,12 % (¡una monstruosidad!); cuyo principal componente el “Consumo” caerá no menos del 20 % (¡una locura!).

- Marcadamente regresiva 
Con un “Coeficiente de Gini” (que mide la desigualdad) que habrá crecido como mínimo en un 4,68 %; es decir que no sólo achicó la torta sino que además logró que los más poderosos deglutieran una porción más grande de ella (una gran redistribución de la riqueza desde las clases trabajadoras y de los más vulnerables de nuestra Sociedad hacia los grandes poderes económicos y financieros amigos).

- Desenfrenadamente endeudada y desfalcada
No sólo se tomó deuda por más de ¡u$s 200 mil millones!, elevando el nivel de endeudamiento del 38 % (logrado al 2015, luego del fuerte “desendeudamiento K”) a casi el 100 % de nuestro P.B.I. (arrojándonos así sin mas, rápidamente e inexorablemente, al Default -quiebra-); sino que además, nos regresaron a las garras del F.M.I. con el mayor préstamo que haya otorgado dicho organismo de crédito internacional en toda su historia (¡u$s 57 mil millones!). Descomunal deuda improductiva (mayormente en dólares) que fue destinada principalmente a cubrir gastos corrientes en pesos y a financiar la descontrolada y desbocada fuga (¡la gran puerta giratoria!, donde a Junio del corriente -en sólo 3 años y medio- se fugaron ¡u$s 133 mil millones! por diferentes vías).

- Obscenamente miserable y empobrecida 
A fuerza de abruptas y fuertes devaluaciones de nuestra moneda (nuestro Tipo de Cambio se habrá disparado en más del 500 %), de inconmensurables “tarifazos” (de 1.000 hasta del 3.000 %), de subas constantes en los precios de los combustibles (de más del 270 %), de haber quitado y disminuído las retenciones a las exportaciones de bienes primarios producidos o extraídos de la tierra, etc.. etc.. etc. se generó un proceso inflacionario descontrolado que acumulará una “Inflación” de más del ¡300 %! (¿qué les parece? -la que era fácil de eliminar-). Esta suba sin techo de los precios internos (principalmente el de los alimentos) licuó el ingreso de toda la población argentina arrojando a la miseria, al hambre y a la pobreza a entre 5 y 9 millones de compatriotas (el “Indice de Pobreza” pasará del 20/29 % de la población al 40 % al final de la gestión -¡incrementándola obscenamente, hasta duplicándola!-).

- Con un Estado diezmado
Un Estado desfinanciado vía baja de impuestos progresivos e incremento desconunal en el pago de los intereses de la exorbitante deuda tomada que fueron compensados en parte con los fortísimos ajustes realizados para intentar lograr el mentado “Déficit ¡Primario! Cero” (sin importar, y siempre ocultando, el “Financiero”).

- Con su matriz productiva destruída y altamente especulativa
Con la excusa de combatir la inflación autogenerada se gestó la nueva “Patria Financiera” (antes con las LEBAC, hoy con las LELIQ -con $ 1,2 billones aún adeudados-), elevando las tasas de interés por las nubles (hoy del 68 % anual -¡inconmensurable!-) y pagando fortunas siderales en intereses al sistema financiero tanto local como foráneo; esta “timba especulativa” junto a la apertura indiscriminada de importaciones (y a la caía del consumo, los tarifaos, etc., etc., etc.) destruyó literalmente nuestra matriz productiva y provocó un “industricidio” como pocas veces visto en nuestra historia. Cerraron miles de empresas de todos los tamaños, la capacidad instalada utilizada caerá más de un 32 % (llegando al -bajísimo- 50 % de su utilización) y fueron despedidos y arrojados a la calle cientos de miles de trabajadores (¡se duplicará la “Tasa de desocupación”!). 

Una elección de esperanza

Como se podrá observar este Proyecto Cambiemita dejó a nuestro País ¡totalmente patas para arriba! y ningún argentino de a pie bien intencionado (que mire más allá de su propio ombligo, no esté cegado por el odio político y mediático esparcido y que comprenda y asimile el daño inflingido) debería cometer el acto suicida de (volver a) votar por la continuidad de uno de los peores gobiernos de nuestra historia.


La catastrofe social, económica y financiera realizada, en tan corto tiempo, es monumental y profunda. Al “gran pueblo argentino”, incluídas sus próximas generaciones, le costará “sangre, sudor y lágrimas” recuperarse de esta nueva e implacable estocada neoliberal.


Pero a pesar del dolor, del sufriemiento y del estoico aguante de los millones de compatriotas flagelados y postergados estos últimos años, por los ahora llamados “Juntos por el Cambio”; es esperanzador saber que seguramente será electo un Presidente que anhelo gobierne con firmeza y convicción (a diferencia del actual) en pos del interés común y del bienestar general. 
El próximo domingo los invito ir a votar con el instinto de superviviencia a flor de piel, con la razón, con esperanza y apostando a un futuro para todes (ese que hoy parece no existir o que fuera hipotecado). Suerte, lucidez y un fuerte abrazo.

60%
Satisfacción
0%
Esperanza
20%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias