33 de mano

La campaña termina mañana, la droga sigue

miércoles, 23 de octubre de 2019 00:26
miércoles, 23 de octubre de 2019 00:26

“No pedimos bolsones, queremos que nos saquen a los traficantes del barrio”. Lo decían los vecinos, en su mayoría mujeres, del barrio Altos de Choya hace dos años, que habían protestado cortando la principal avenida (ex pista). El elemento disparador del piquete fue el suicidio de un chico de 14 años, al que encontraron ahorcado en su casa. El denominador común de las quejas fue: “a causa de la droga se matan los chicos. Estamos todas las madres con miedo, porque son todos amigos y cuando uno se mata, los demás quieren hacer lo mismo”. El actual juez federal Miguel Ángel Contreras, a poco de asumir en el cargo (29 de noviembre de 2017) mostró su preocupación por el narcotráfico: “Somos todos ciudadanos de este medio, tenemos nuestros hijos, familia, amigos y no nos gusta ver que sean afectados por este flagelo”. Pero aclaró: “No nos olvidemos que nuestra tarea esencial no es acabar con el narcotráfico, es perseguir a los delincuentes que trabajan en esto y aplicarles todo el peso de la ley”. Contreras sabía cuál era uno de los desafíos más importantes de su gestión y, lo demuestran los hechos, actúo en consecuencia. La droga estuvo, está y muy posiblemente seguirá estando en Catamarca. La droga hizo, hace y muy probablemente (mal que nos pese) siga haciendo daño en Catamarca, en todo el país y en  el mundo entero. “Es un monstruo grande y pisa fuerte”, como dice el cantor. Un médico amigo, que trabaja contra las adicciones y contiene a los adictos junto a un sacerdote en la zona sud-este de la Capital, nos decía el pasado lunes: “la campaña electoral fue una vergüenza. Los que ahora mostraron su preocupación por la droga en Catamarca, jamás antes movieron un dedo ni se les movió un pelo en contra del narcotráfico; demasiada hipocresía. En nuestra organización los testimonios son terribles y cada vez son más los que caen en la adicción”. Y le creemos al profesional de la medicina. ¿Quién inventó esto de intentar  “descubrir” América en los umbrales del 2020?

  /////////

Lo cierto es que, entre nosotros, el tema narcotráfico fue eje de la campaña electoral que (¡por fin!) mañana concluye. Tomada la droga como “caballito de batalla” de la actividad proselitista, un candidato a intendente dijo: “No andamos distribuyendo droga, como hacen muchos de ustedes”. Otro candidato, a gobernador esta vez, retrucó enojado: “Dejen de involucrarnos con el narcotráfico, sean serios y piensen propuestas”. El mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, debe estar preocupado por la competencia de “cárteles” catamarqueños. Mientras tanto, en los barrios de la Capital y en cualquier punto del interior, el monstruo grande sigue pisando fuerte. Y niños de 10 años se dan duro con el pegamento en cualquier espacio pùblico. Y en la telaraña de la adicción caen chicos, jóvenes y adultos. Y los nuevos adictos son radicales, peronistas, de izquierda y de derecha. Y los que trafican la droga siguen haciendo su millonario negocio con la marihuana, la cocaína y otras yerbas. En barrios del Norte, Sur, Este y Oeste va y viene la droga. No dudamos que Drogas Peligrosas de la Policía de la Provincia,  Policía Federal, Gendarmería Nacional y desde las áreas pertinentes del Ministerio de Salud trabajan para desbaratar los puntos de la droga y para contener a los enfermos por las adicciones. Por mucho que se haga, siempre faltará hacer algo más. La pelea es muy desigual. Los políticos nuestros de cada –todos, sin excepción de camisetas partidarias- deberán retomar el tema del narcotráfico en Catamarca y debatirlo en un marco de seriedad y propuestas conducentes a aliviar la pesada carga que representa la drogadicción. Combatir a los narcotraficantes y salvar a la comunidad de su consumo. Y los gobiernos deberán preocuparse por crear las estructuras necesarias para que los adictos no piensen en otra provincia cuando caen en las redes del monstruo grande y necesitan recuperarse. Basta de la absurda pelea mediática en medio de una campaña electoral. La droga y el narcotráfico no son cuestiones de modas o temporadas. Han venido para quedarse y lastimar el tejido social de los pueblos. De TODOS depende que no lo sigan haciendo. Mañana mueren las promesas políticas. La droga sigue viva y pisando fuerte. En otras palabras: manos a la obra. Pero en serio, por favor.

50%
Satisfacción
0%
Esperanza
25%
Bronca
25%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

24/10/2019 | 11:38
#1
Y seguirá la droga por muchos años mas con este gobierno que no hace mas que fomentarla en lugar de combatirla, si tenemos desde candidatos narcos como podes con eso.
23/10/2019 | 07:43
#0
Si en el gobierno anterior y este actual, siguen los mismos actores de la venta de drogas, hasta fueron funcionarios de este gobierno. Igual que los policias coruptos que no le interesa que sus hijos caigan en la droga solo por hacer unos pesos extras con los transas.

Otras Noticias