Apuntes del Secretario

jueves, 11 de julio de 2019 00:00
jueves, 11 de julio de 2019 00:00

La rememoración de la independencia nacional, que se cumplió el martes en la avenida principal del departamento Valle Viejo, originó un contrapunto entre la gobernadora, Lucía Corpacci, y el intendente chacarero y candidato a la reelección, Gustavo Roque Jalile. Para la mandataria, que puede mostrar ejemplos de su preocupación por los pueblos del interior catamarqueño –incluidos los originarios-, el concepto de federalismo está totalmente desvirtuado en la Argentina y, para refrendarlo, se refirió concretamente a la gestión del presidente Macri. Para ella, privilegió al puerto y las ciudades más importantes donde le toca gobernar al PRO, Capital Federal y provincia de Buenos Aires, antes que al interior profundo, al que ofreció migajas frente a las millonarias sumas que se destinaron a grandes obras que se publicitan por estos tiempos. Si vamos a los hechos concretos, no hay margen para discutir estos asertos. Mientras Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal dispusieron de ingentes cantidades de dinero, en Catamarca la administración macrista no inició en cuatro años ni una sola obra. Las veces que vino el presidente o su ministro del Interior, Rogelio Frigerio, lo hizo para inaugurar iniciativas –viviendas de Valle Chico, remodelación del Hospital de Niños o habilitación de la ruta Andalgalá-Belén- que nacieron de licitaciones llevadas a cabo por los gobiernos kirchneristas, cuyo avance de obra –en los casos referidos- estaba en el tramo final.

Jalile, posiblemente el intendente más crítico de la gestión provincial, por imperio contrario, destacó las acciones de Mauricio Macri con relación a las provincias y puso énfasis en los envíos de coparticipación a Catamarca, que evidentemente mejoraron. Como si fuera un mérito superlativo, el intendente nunca aclara que esa situación nació de un fallo judicial y no de una decisión política del gobierno nacional el que, por ejemplo, anunció un Plan Belgrano que prometía regar de dinero a las provincias del norte y no se cumplió ni en lo más elemental. El fallo que dio origen a una devolución del 15% de la coparticipación que, desde 1992, la Nación retenía a las provincias, fue dado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en diciembre de 2015 y favorecía específicamente a Córdoba, San Luis y Santa Fe, las únicas que en su momento iniciaron acciones judiciales contra el gobierno en momentos que ejercía la presidencia Carlos Saúl Menem. Ante esta situación, y a días de dejar la Casa Rosada, la expresidente Kirchner firmó un decreto que extendía el beneficio a todas las provincias. De allí viene la mejora de la coparticipación a la que alude Jalile. Macri, de muy mala gana, tuvo que aceptar “el regalo” final de Cristina, pero a cambio de ellos movilizó la restitución del Fondo del Conurbano para María Eugenía Vidal, estimado en unos 100.000 millones de pesos.

Hablando de federalismo, cualquier análisis serio en la materia no puede soslayar la figura del exgobernador y exsenador, Vicente Leónides Saadi. Quien fuera jefe indiscutido del peronismo lugareño por largos períodos de tiempo, con Carlos Menem, fue quien logró hace 46 la más grande reparación histórica para Catamarca –junto a La Rioja y San Luis- al instaurarse la promoción industrial que duró hasta 2012, cuando los reclamos de provincias como Mendoza y Corrientes, entre otras, pidieron igual trato o anulación para todas. Más allá de semejante conquista, Saadi supo levantar otros reclamos provinciales y, finalmente, consiguió que nuestra provincia, al aprobarse la ley de coparticipación en la década del 80, tuviera un punto de ventaja sobre similares de igual tamaño como Formosa, La Rioja, Jujuy o La Pampa. Ese “puntito” cotiza, desde hace más de 30 años, en millones de pesos. Se trata de cuestiones históricas, pero que cobran vigencia al abordar la cuestión del federalismo, esa deuda gigante que los distintos gobiernos, no solo el actual, tienen con los baluartes del nacimiento de la Patria.

Precisamente ayer se cumplió un nuevo aniversario del fallecimiento de Saadi, ocurrido el 10 de julio de 1988 en la ciudad de Buenos Aires. Llamó poderosamente la atención en los distintos círculos políticos la ausencia de actos en su honor, los que durante 30 se habían cumplido invariablemente. No se produjo la clásica concentración en el cementerio y apenas hubo referencias para el mítico caudillo en la Legislatura provincial, donde se llevaba a cabo una insípida sesión ordinaria. Por si fuera poco, el recuerdo de Saadi no nació de los representantes peronistas que son mayoría en el cuerpo, sino del legislador radical Jorge Sosa, uno de los que habló por la muerte del expresidente Fernando de la Rúa. Al recordar a otras figuras de trascendencia nacional, como Raúl Alfonsín, tuvo un conceptuoso recuerdo para Vicente Saadi.

Mañana será el último día de actividad judicial antes de la feria de invierno. Se ignora si habrá alguna decisión de trascendencia, como podría ser fijar la fecha de dos juicios que se remontan a la década pasada y que, directamente, rozan a la política. Uno es el que se conocen como megafraude, que ocurrió durante la administración de Eduardo Brizuela del Moral, y tuvo que ver con el dictado de cursos que no se habrían realizado en su totalidad y por los cuales el Estado pagó la friolera de 5 millones de pesos a valores del año 2004. El otro es el de las compras directas, un affaire que compromete seriamente al castillismo y, de manera especial, al senador Oscar Castillo, quien gobernaba en el momento que se compraron bolsones de mercadería por unos 35 millones actualizados que nunca aparecieron. Ambos juicios, cabe destacarlo, fueron programados para el presente año y, en el caso de las compras directas, suspendido a días de iniciarse, lo que debió ocurrir el 25 de junio pasado.

Una de las elecciones departamentales que genera mayor incertidumbre tendrá como escenario a Capayán. En lo que respecta a la jurisdicción sur, con cabecera en la ciudad de Chumbicha, Alfredo Hoffman, que va por su tercer mandato consecutivo –el cuarto alternado-, tratará de demostrar su perfil de líder indiscutido cuando enfrente al peronismo y al radicalismo con el sello del GEM. Esta situación, que se generó a partir de la negativa de “Juntos por el Cambio” de mantenerlo como precandidato por su fluida relación con Raúl Jalil, podría modificar el mapa electoral de la zona. Sin dudas, el radicalismo, con la precandidatura de Mauro Nieto Seguí, le sacará votos a Hoffman y no solo eso, tratará de convertirse en intendente. El dilema es que esa división puede favorecer al peronista que se imponga en la primaria del Frente de Todos. Por si fuera poco, en el laberinto chumbichano, se suma la diputada Analía Brizuela (exesposa de Hoffman), que va por la reelección dentro del Frente para Todos.

En el norte de Capayán, jurisdicción de Huillapima, las cosas parecen menos complicada que en Chumbicha, pero no menos atrayentes. Destaca la primaria peronista entre el actual intendente, Omar Soria, y el exintendente Omar Santucho que, con una serie de colectoras, tratará de desbancarlo. Más allá de la disputa en sí misma, entre Soria y Santucho hay diferencias que llegan hasta lo personal. Recordemos, en ese sentido, que existieron denuncias judiciales entre ambos. Los radicales, que también proponen una interna entre Miguel Robles y José Santillán, estarán expectantes y anhelan que la “guerra peronista” los termine favoreciendo en sus planes de capturar la intendencia. Con chances menores en este pleito, aparecen los precandidatos del GEM y de Consenso Federal. Por la agrupación que tiene como apoderado al exdiputado Alfredo Gómez y sostiene la precandidatura a gobernador de José Alberto Furque, el postulante en Huillapima es Carlos Carrizo. Por el barrionuevismo, que tiene sus votos por estos lares, se presenta Gerardo Morales. Veremos qué ocurre con ellos el 11 de agosto.

RECUERDOS. Como lo hacemos habitualmente, el último bloque incluye los acontecimientos ocurridos hace 25 años.
La historia del traspaso de la Caja de Jubilaciones a la Nación tuvo numerosas instancias y todas ellas se remontan al invierno de 1994. Veamos una: el desaparecido exministro de Salud, Daniel Plaza, anunciaba el 23 de junio, desde la Capital Federal, que el gobierno menemista iba a transferir, rápidamente, 5 millones de pesos para el pago de salarios a los estatales, los cuales registraban en aquel entonces atrasos importantes. Por cierto, esta especie de canje, incluía la transferencia del exIPPS. De esta forma, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero se iban a convertir en las tres primeras provincias de la Argentina que satisfacían el plan del exministro Domingo Felipe Cavallo.

Este comportamiento del gobierno del Frente Cívico en su trato con la Nación, si bien rindió frutos pasajeros, tuvo consecuencias muy malas para Catamarca. De aquellos tiempos nació la retención del 15% de la coparticipación federal, la que rigió hasta 2015, fecha en la cual la Suprema Corte de Justicia ordenó su devolución, tarea que tuvo que ejecutar Mauricio Macri. Aquellos mimos con la Casa Rosada, llevaron a Cavallo a declarar el 5 de julio de 1994 que Catamarca “era la mejor alumna del grado”. Lo que no aclaró el reconocido economista cuál era el precio de las ponderaciones.

El Esquiú.com

0%
Satisfacción
33%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios

11/07/2019 | 12:47
#0
ME DIRIJO A QUIEN ESCRIBIO LA NOTA QUE ME PRECEDE, PARA ACLARARLE QUE EL ACTA DE REPARACION HISTORICA SE FIRMO EL 25 DE AGOSTO DE 1973 EN LA PLAZA 25 DE MAYO Y LA FIRMARON EL PRESIDENTE PROVISORIO SR. LASTIRI Y EL GOBERNADOR DE CATAMARCA EN ESE ENTONCES QUIEN LE ESCRIBE,DR. HUGO ALBERTO MOTT Y LOS MINISTROS DEL PODER EJECUTIVO NACIONAL,JOSE BER GELBAR ENTRE OTROS Y SE INVITO A LAPROVINCIA DE LA RIOJA Y SAN LUIS A ADHERIRSE.TODO ESTO FUE POSIBLE POR LA GESTION DE NUESTRO GOBIERNO Y LA VOLUNTAD DEL GRAL PERON.OBRA EN MI PODER DOCUMENTACION AL RESPECTO

Otras Noticias