La cifra surge de la auditoría del Tribunal de Cuentas

Valle Viejo: antes de irse, Jalile nombró cerca de 700 empleados

Con ello confirman las sospechas que tenían los concejales que solicitaron una auditoría por objetivos.
jueves, 16 de enero de 2020 06:00
jueves, 16 de enero de 2020 06:00

Contundentes números arrojó la auditoría por objetivos realizada por el Tribunal de Cuentas sobre el municipio de Valle Viejo. Del mismo surge que la gestión de Gustavo “Gallo” Jalile en la comuna le dejó una herencia a Susana Zenteno de casi 700 empleados contando las plantas permanentes y los contratados.   


Todo surgió en los primeros días de noviembre último cuando los concejales de la por entonces oposición presentaron ante el órgano contralor de las cuentas públicas una denuncia por nombramientos masivos irregulares. En aquella oportunidad, los ediles solicitaron al TC una auditoría integral sobre las cuentas bancarias, documentos, contratos de personal, contratos de bienes y/o servicios de la Municipalidad.


Ahora bien, el análisis de los números para lo que fue la gestión de Jalile ya concluyó. En este orden de ideas, se analizaron las designaciones que hizo el exintendente puesto que se comprobó que hasta el 29 de noviembre había un total de 1666 empleados.


El grueso de nombramientos se realizó entre julio y noviembre (este es el periodo analizado por  la auditoría del Tribunal de Cuentas). En ese lapso temporal, de acuerdo a la auditoría, se hicieron 345 designaciones en planta permanente. Todos esos pases se dieron con altas categorías, es decir, entre la 21 y la 24. Además, se detectó que los contratos transitorios realizados por la gestión anterior en el municipio fueron 332. Es decir, entre plantas permanentes y contratos la gestión de Jalile le dejó 677 trabajadores “extras” a Zenteno.  


El “plus” de empleados es porque el presupuesto de gastos y recursos del Municipio para lo que fue el 2019 establecía una planta total -entre permanente y no permanente- de 1020 trabajadores. En otras palabras, Jalile se excedió en un 60 por ciento con los nombramientos sobre lo autorizado por el Concejo Deliberante cuando se aprobó la ordenanza.


 De esta forma, los nombramientos y el proceder el exjefe comunal incumplen lo dispuesto en el Pacto Fiscal y lo establecido por la Carta Orgánica municipal sobre el presupuesto. Esto implicaría que pueda haber sanciones por incumplimiento. Hasta ahora, la auditoría solicita que se avance con un sumario administrativo y a la vez sugiere que se informe a la Justicia ante la existencia de una causa penal. 


 Cabe señalar que la auditoría tomó como fecha límite el 29 de noviembre con lo cual no se descarta que hayan existido más nombramientos. 


En todo este panorama surge una pregunta ¿cuánto se gastó en personal si los nombramientos estuvieron por encima de lo presupuesto? En el Municipio todavía no pueden determinar el monto exacto. Es que, según explicaron, los registros contables no estaban claros. Sobre lo que sí tenían certezas es que se gastó por encima de los recursos y se nombró por arriba de lo autorizado mediante presupuesto.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
88%
Bronca
11%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

16/01/2020 | 20:20
#0
Eso no puede quedar en simples despidos de personal que, obviamente, deben hacerse. Sino que Gustavo Jalil deberá pagar por este accionar delictivo contra la Municipalidad. Porque no es otra cosa. Y parece que es costumbre de LOS RADICALES matar de hambre a sus afiliados durante sus mandatos y DEJAR EL CARGO PERDIENDO POR PALIZA Y LLENO DE NUEVOS EMPLEADOS para sabotear el accionar de quien los reemplaza. UN MAL CIUDADANO que merece el escarnio público y la sanción PARA NO EJERCER EN EL FUTURO NINGUNA FUNCIÓN PÚBLICA. De no ser así...otros seguirán con la misma conducta miserable.
16/01/2020 | 14:21
#-1
el gallito... terrible satrapa que todavía tiene el tupe de hablar de otros y de moralidad..

Otras Noticias