El Secretario

miércoles, 29 de enero de 2020 00:36
miércoles, 29 de enero de 2020 00:36

El anhelo opositor de que Catamarca “no se transforme en un narco-Estado” es loable desde todo punto de vista. ¿Quién puede pretender lo contrario? Pero para que ello suceda, por suerte, las fronteras del narcotráfico deberían extenderse hasta las regiones “menos rentables” de la Argentina, donde se ubica nuestra provincia. Lo que si debe cuidarse, con el mayor celo posible, es el narco-menudeo y la elección de “zona de tránsito” para abastecer a los grandes centros de consumo, esto es, Córdoba, Santa Fe, la Capital Federal y el conurbano bonaerense. También la oposición política local, con lógica y procedencia, a raíz de la detención de dos jerarcas de la Policía que, desde la división Drogas Peligrosas, investigaban los movimientos del narcotráfico, pide al gobierno de Jalil separe a todos los equipos que actuaron en los distintos operativos. Esto mismo lo dijo El Esquiú.com el pasado lunes en este espacio de opinión. Es que nadie puede pensar, seriamente, que toda la historia termina con los detenidos Kunz y Valdez.
****


La petición, sin embargo, se torna desmedida cuando también se solicita una especie de expulsión política del exsecretario de Seguridad, Marcos Denett, que efectivamente actuaba como guardián público cuando sucedieron los hechos que investiga la Justicia Federal. Que debajo de él “hayan pasado cosas” no lo condena, lo que sería distinto a que se pruebe efectivamente una eventual complicidad. Como quiera que sea, el tema tiene resolución difícil. Denett fue nombrado, después del cambio de gobierno, como fiscal de Estado y recibió acuerdo unánime de la cámara de Senadores. Historia diferente a la de 2011, cuando Lucía Corpacci lo propuso para el mismo cargo y la mayoría radical de entonces rechazó de plano su nombramiento.
****


Como para reunir todos los elementos del controversial planteo hay que agregar las posiciones que alienta diario El Ancasti. Una de ellas, muy buena, investigar a fondo los tentáculos del narcotráfico. La otra, distinta, empujar al abismo a Denett, con quien tiene lo que los abogados llaman “enemistad manifiesta”. ¿O, acaso, falseamos la verdad?
El Esquiú
 

14%
Satisfacción
14%
Esperanza
14%
Bronca
14%
Tristeza
0%
Incertidumbre
42%
Indiferencia

Comentarios

29/01/2020 | 09:17
#0
porq no publik mis comentarios? porq no ponen el nombre d quien escrib estas columnas?
29/01/2020 | 08:28
#-1
porq no ponen quien escribe esto?

Otras Noticias