Valle Viejo: ediles denunciarán a Zenteno por incumplimiento de la Carta Orgánica Municipal

sábado, 17 de octubre de 2020 01:32
sábado, 17 de octubre de 2020 01:32

En el Concejo Deliberante chacarero, los ediles Carlos Luján y Javier Espinoza se reunieron con diputados de la oposición, quienes fueron invitados para interiorizarse sobre irregularidades en que incurriría el Ejecutivo a cargo de Susana Zenteno y que “serán objeto de denuncias en la justicia”.


Los concejales les comentaron a los legisladores que llevan solicitados sendos pedidos de informes, “pero a la fecha la comuna no contestó ninguno”. Los ediles opositores quieren detalles sobre las obras que ejecuta la Provincia en el departamento, como también el personal adscripto en situación irregular.


En este sentido, Luján y Espinoza adelantaron que accionarán judicialmente contra Zenteno por repetidos incumplimientos graves a la Carta Orgánica Municipal y particularmente por la falta de publicación de los boletines oficiales que debe haber realizado la comuna.

0%
Satisfacción
66%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios

18/10/2020 | 13:15
#1
no se para que les dimos cinco Concejales a Valle Viejo. Hubiésemos hecho un CONCEJO DE APOYO AL INTENDENTE sin sueldo y estaríamos mejor. EL SENADOR DE VALLE VIEJO DESDE 1983 ES DE LOS JALILE. mejor dicho DEL GALLO JALILE. O el hermano, o él, o el cuñado. ¿VALE LA PENA QUE SEA ASÍ? En Fray mamerto Esquiú, 20 o más años estuvo en manos del PROFESOR OSCAR VERA, Intendente, Senador y reeelciones, le sirvieron para hacerse dueño del DEPARTAMENTO. ¿Sirve eso? Igual PACLIN: El yayo agüero se las llevó todas, como RRICARDO BOGGIO se la llevó en ANCASTI. ¿SIRVEN LOS FEUDOS ?
17/10/2020 | 19:15
#0
Sucedió en Buenos Aires hace tiempo y a lo lejos: Un tipo todas las tardes venía de su trabajo y en una calle de su barrio escuchó un grito: ¡Cornudo, cornudo!. Bueno, se preguntó, está bien, yo salgo temprano, vuelo tarde...pero hay muchos pasajeros...Al día siguiente, vuelven a gritar y esta vez eran menos. No le dió mayor importancia. La tercera vez, el colectivo venìa lleno y él estaba de pie cuando escuchó: ¡Cornudo, cornudo el que va parado!. llegó a la casa y la increpó a su mujer quien le dió una explicación creíble de su seriedad. Al día siguiente volvió en el colectivo y no hubo grito, pero de pronto: ¡CORNUDO, CORNUDO Y ALCAHUETE! le gritó un muchachón a voz en cuello...