Suspenden por cinco meses a las mujeres radicales que cuestionaron a Gómez

miércoles, 17 de febrero de 2021 15:17

El Tribunal de Conducta de la Unión Cívica Radical Distrito Catamarca, resolvió declarar la responsabilidad partidaria de las Sras. Gabriela Nieva Larcher, Natalia Herrera, María Luisa Moreno, Claudia Vera, Jesicca Nieto, Vilma Canceco y Gabriela Lobo Vergara, por la comisión inconducta o indisciplina partidarias de acuerdo a lo establecido en los artículos 62, inc. 4) y 13) inc.5) de la Carta Orgánica Partidaria de la Unión Cívica Radical.

Esto conlleva a la sanción (para las denunciadas) de suspensión por el término de cinco meses en el cargo partidario que actualmente ocupan. Gabriela Nieva Larcher asumió a Secretaria del Comité Provincia, Natalia Herrera a Vicepresidente segunda del Comité Provincia, por su parte, María Moreno asumió al cargo de Secretaria Titular del Comité Capital, Claudia Vera, Delegada al Comité Nacional, Jessica Nieto, asumió a Convencional por el departamento Capital, Vilma Canceco es Secretaria del Comité Provincia y Gabriela Lobo Vergara, asumió a Vice Presidenta Comité Provincia Juventud Radical.

Debemos recordar que los primeros días de febrero, las mujeres radicales fueron citadas por el Tribunal de Conducta partidario para tratar las medidas a tomar tras la denuncia que tenían por lo que fue la candidatura de Roberto Gómez como presidente de los correligionarios capitalinos.

Esa situación inquietó a dichas mujeres, quienes ya desde esa fecha, consideraban la hipótesis de que podrían ser sancionadas por el Tribunal de Conducta.

 

 

56%
Satisfacción
0%
Esperanza
30%
Bronca
4%
Tristeza
4%
Incertidumbre
4%
Indiferencia

Comentarios

18/2/2021 | 09:05
#1
Creo q es justa la sanción, se quedaron cortos..nadie puede señalar a nadie..hasta q se demuestre si es culpable o No..Sabemos de estas maniobras políticas que quieren ensuciar el buen nombre del Dr Gómez..
17/2/2021 | 17:45
#0
Que vergüenza!!! Y después dicen porqué no denunció porque se calló. Lamentable la sanción, ya que en Catamarca todos y todas sabemos que el doctorcito es un machirulo y que usa su posición de poder para tener actitudes obscenas con sus empleadas a sabiendas que muchas de ellas necesitan desesperadamente trabajar.