Actualización del VAD

EC Sapem pide un incremento en la tarifa cuyo impacto iría del 22 al 38%

El aumento en el factor local de la factura de luz quedaría atado al consumo de los usuarios.
martes, 11 de mayo de 2021 06:00
martes, 11 de mayo de 2021 06:00

El viernes de la próxima semana el Ente Regulador de Servicios Públicos (ENRE) tiene previsto realizar la audiencia pública para determinar de cuánto sería el incremento en la factura de energía para el componente provincial de la boleta: el Valor Agregado de Distribución (VAD). Para este ítem, la empresa distribuidora EC Sapem solicitó un incremento cuyo impacto oscila entre el 22 y el 38 por ciento para los usuarios residenciales, puesto que queda sujeto a la cantidad de energía que consuman.


La última actualización sobre el VAD autorizada por el ENRE se remonta a hace casi tres años. En diciembre del 2018, la empresa de energía había solicitado un aumento del 45% pero el organismo solo le autorizó un 43%. De allí, el aumento real para el bolsillo quedó en un 11% para los usuarios residenciales.


En el último pedido de actualización tarifaria -que busca su aplicación a partir del 1 de mayo-, la consultora Quantun (contratada por la empresa de energía) explica que el impacto del VAD repercute en cada categoría y usuario de manera diferente, esto por el nivel de consumo de energía y la potencia contratada (como lo es para los grandes usuarios).


Además, menciona que en la actualidad son alrededor de 140 mil los usuarios a los que la EC Sapem presta servicio. De ese número, aproximadamente el 88 por ciento corresponde a los usuarios residenciales. En otras palabras, alrededor de 123.200 de los usuarios se encuentran en esta franja.


Ahora bien, al pedido de actualización solicitado por la empresa impactará de diferente manera de aprobarse siguiendo los cálculos realizados. En este orden de ideas, y de acuerdo al informe elevado por la consultora, solo un 10 por ciento de los usuarios consumen hasta 30 kw mensuales. Con la actualización del VAD estimada por empresa, este grupo tendría un incremento del 22 por ciento en su factura mensual.


Por otra parte, y siempre según el informe de la consultora, el 15 por ciento de los usuarios residenciales consume unos 150 kw de energía por mes. Con la misma lógica, de aplicarse los números estudiados por le empresa y si fuesen aprobados por el ENRE, estos tendrían un incremento del 32 por ciento. Por ejemplo, un residencial que paga 1.006 pesos por mes en la actualidad pasaría a abonar $1.323.


La banda de consumo que concentra más usuarios va entre los 300 kw hasta los 600 kw mensuales. Esto incluiría alrededor de unos 110.880 que registran consumos iguales o menores a los 600 kw mensuales y tendrían un incremento de entre el 35 al 38 por ciento.


En detalle, si el usuario residencial consume de energía unos 300 kw mensuales, el impacto de un aumento siguiendo la fórmula de la consultora sería del 35 por ciento, pasando de una factura de $1.620 a los $2.191 mensuales. Ahora, si el consumo de energía llega hasta los 600 kw mensuales, la estimación en el impacto de la factura (incluyendo impuestos) pasaría de unos $2.848 actuales hasta los 3.926 pesos mensuales.


El mayor impacto lo tendrían el 10 por ciento de los usuarios que consumen 1.000 kw mensuales para arriba. Para esta franja, el incremento en la factura de energía sería de un 39 por ciento, que en la boleta pasaría de los $4.485 actuales por mes a los $6.239.

Comercios
En el caso de la factura comercial, de acuerdo al estudio realizado por la consultora contratada por la EC Sapem, el 10 por ciento consume 100 kw.  En este caso, de aprobarse la solicitud de la empresa, tendrían un aumento de hasta el 14%. Dicho de otra forma, de los $2.081 de factura actuales por mes, pasarían a pagar $2.370.


En tanto, el 25% de los comercios se encuentra en la franja de consumo que está por arriba de los 100 a los 380 kw mensuales. Nuevamente, aplicando los números estimados por la consultora y de ser aprobados, estos tendrían un aumento aproximado del 23% (de $3.040 a $3.743 en la factura de energía).  En el caso de aquellos comercios con consumos energéticos de 600 kw mensuales (20% usuarios de esta franja), el incremento sería de un 30 por ciento. Es decir, la boleta mensual pasaría de $4.477 a $5.802.


La tarifa comercial para quienes consumen 1.000 kw mensuales (10 por ciento de usuarios) experimentaría un incremento del 34 (de $6.393 a $8.548 por mes). En el extremo se encuentran aquellos con consumo de 3.000 kw mensuales (el 5 por ciento de los usuarios de este segmento), quienes pasarían a pagar una factura de $15.976 por mes a una de $22.279: un 39% de aumento.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
95%
Bronca
4%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

12/5/2021 | 21:42
#0
Si cortan el servicio a un 20% de los colgados van a tener la recaudación suficiente como para no incrementar a los que pagamos. Pero en las elecciones podremos pasar la factura de los aumentos.-

Otras Noticias