Murió Miguel Marcolli, figura central de la política de los 90

lunes, 27 de septiembre de 2021 01:02
lunes, 27 de septiembre de 2021 01:02

Se conoció ayer la noticia del fallecimiento de Miguel Marcolli, integrante de una familia tradicional de Catamarca, que fue una figura central de la política lugareña en la convulsionada década del 90.

La actuación de Marcolli durante aquellos años resultó controversial y generó adhesiones y rechazos por igual.

Un punto inflexivo de su trayectoria pública quedó marcado por un episodio que representaría un hito en la historia política, institucional y social de Catamarca: el crimen de María Soledad Morales.

Al trascender el horrendo femicidio de la adolescente chacarera, Marcolli asumió una postura pública de denunciante e incluso llevó adelante una suerte de investigación paralela sobre el hecho policial, y fue uno de los impulsores de la politización del caso.

Fue Marcolli quien acercó a la Justicia la teoría de “los hijos del poder” como autores del crimen, con un fuerte discurso contra el gobierno peronista de Ramón Eduardo Saadi, que finalmente sería desplazado por decisión de Carlos Menem, quien decretó la intervención federal a menos de un año de ocurrido el asesinato, en abril de 1991.

Marcolli formó virtualmente un equipo civil que condujo gran parte de la investigación, junto con la abogada Lila Jovina Zafe y la religiosa Martha Pelloni, con quienes alcanzó una repercusión mediática sin precedentes en todo el país.

Desde allí surgió la hipótesis de que personas vinculadas con el saadismo eran responsables del crimen y de su posterior encubrimiento.

Paralelamente a la investigación, con Catamarca ya intervenida, se gestaba el Frente Cívico y Social que ganaría las elecciones en diciembre de 1991.

Marcolli, que cuando comenzó el caso era diputado provincial por el saadismo, se convirtió en diputado nacional por el Frente Cívico y Social. Ya en el Congreso de la Nación, nombró como su asesora precisamente a Lila Zafe. Pasada la tormenta del Caso Morales, Marcolli no logró sostenerse como figura política, y se enfrentó incluso con sus aliados durante el proceso judicial, al igual que terminaron enfrentadas Zafe y Pelloni.

Detrás de su actuación, quedó en la comunidad la idea de que la investigación del caso fue manipulada y direccionada políticamente, hecho que se hizo posible con fuerte respaldo mediático.

Marcolli, quien permanecía internado con un delicado problema de salud, era padre de cuatro hijos, Lisandro, María Belén, Constanza y Celeste, y esposo de Ana Altamira.

11%
Satisfacción
0%
Esperanza
5%
Bronca
58%
Tristeza
0%
Incertidumbre
23%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias