Para la seguridad de pasajeros y choferes

Buscan que las unidades taxis, remises y colectivos lleven en su interior cámaras de seguridad

La iniciativa contempla que las empresas deberán ser las responsables de adaptar los vehículos en un plazo de seis meses.
domingo, 14 de agosto de 2022 01:19
domingo, 14 de agosto de 2022 01:19

Con la intención de disminuir riesgos para pasajeros y choferes del transporte público, la diputada oficialista Mónica Zalazar (Frente de Todos) presentó una iniciativa por la que busca que los colectivos, taxis y remises en la provincia lleven instalado en su interior una cámara de seguridad. De acuerdo al proyecto, las empresas que prestan el servicio “bajo su exclusivo cargo y responsabilidad” deberán readaptar “las unidades en funcionamiento en 180 días”.

“La importancia de la utilización de cámaras es que pueden operar en un doble sentido: como disuasorio al momento de que una persona intente cometer el delito y posibilitar la identificación y/o captura de los autores del mismo”, explica la diputada en su proyecto. En este orden de ideas, reseña que “la implementación del uso y/o utilización de cámaras obedece a lograr la máxima seguridad tanto de los choferes como de los pasajeros, y lograr por otro lado la disminución de la comisión de hechos delictivos”.
Para su aplicación, la iniciativa contempla que el material fílmico grabado forme parte de una base de datos sujeta al régimen de la Ley de Protección de Datos Personales. Dentro del proyecto, Zalazar propone que las imágenes obtenidas deben ser conservadas por un plazo de seis meses a partir de la fecha en la que fue captada. Terminado ese lapso temporal, “deben ser destruidas a excepción de las que se encuentren con un procedimiento judicial o administrativo en curso”.

“Las empresas prestadoras del servicio público de transporte de pasajeros bajo su exclusivo cargo y responsabilidad deben readaptar las unidades en funcionamiento dentro de los 180 días de reglamentada la ley”, indica la legisladora, haciendo referencia a quién asumirá el costo para la compra del equipamiento y su colocación. También indica que la existencia de cámaras “debe informarse mediante un cartel indicativo de manera clara y permanente tanto en el exterior como en el interior de la unidad”.

Eso sí, el proyecto remarca que las imágenes y sonidos capturados por las cámaras son de “carácter confidencial”. “La persona que en razón del ejercicio de sus funciones o de un modo accidental tenga acceso a imágenes y datos debe observar absoluta reserva y confidencialidad”, acota, para luego establecer que “queda prohibido la cesión o copia de las imágenes salvo orden judicial”. 

En tanto, la propuesta legislativa indica que quedará prohibida la utilización de cámaras para filmar el interior de propiedades privadas distintas al vehículo al que fueron colocadas, salvo por autorización judicial expresa, y cuando se afecte de forma directa, grave y sin justificación la intimidad de las personas “no obstante estar situada en el interior del vehículo”.
“Quien tenga interés legítimo puede ejercer ante autoridad judicial competente los derechos de acceso y cancelación de las grabaciones en que razonablemente considere que figura acreditando los extremos alegados”, cierra la propuesta de Zalazar.

Comentarios

Otras Noticias