El líder del PT tiene 77 años

Lula asumió por tercera vez la presidencia de Brasil

Una gran multitud acompañó la ceremonia en la ciudad de Brasilia.
lunes, 2 de enero de 2023 00:57
lunes, 2 de enero de 2023 00:57

Luiz Inácio Lula da Silva, de 77 años, asumió ayer por tercera vez la Presidencia de Brasil para un mandato de cuatro años, ante el Congreso Nacional y con la compañía de una multitud de 300.000 personas en la Explanada de los Ministerios en Brasilia.
El Presidente brasileño asumió su tercer mandato luego de haber gobernado el país entre 2003 y 2010 y tras haber estado 580 días preso en la llamada causa de la Operación Lavajato, razón por la cual estuvo inhabilitado de participar en los comicios de 2018 ganados por el saliente presidente, Jair Bolsonaro, quien abandonó el país el viernes al viajar a Estados Unidos.
Da Silva llegó al Congreso brasileño unos 20 minutos antes para la ceremonia de asunción para convertirse en Presidente de Brasil por tercera vez, tras haber sido recibido con honores militares por los titulares de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, y del Senado, Rodrigo Pacheco.

En la ceremonia estuvieron presentes autoridades locales y visitantes extranjeros, entre ellos la expresidenta Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), destituida en 2016 por el Congreso.

La ceremonia comenzó pasadas las 14:30, cuando el todavía presidente electo subió frente a la Catedral Metropolitana en un Rolls Royce descapotable de la Presidencia de la República que lo llevaría hasta el Congreso, donde prestó juramento, en un recorrido de 1.400 metros.

Lula subió al auto acompañado por su esposa, Rosángela da Silva, Janja. Pero antes de iniciar la marcha pidió que el vicepresidente Geraldo Alckmin y su esposa, Lu Alchkmin, se subieran al vehículo descapotable, cuyo uso estuvo en dudas hasta horas antes de esta ceremonia de asunción por razones de seguridad.
El gesto de Lula da Silva para su compañero de fórmula fue una muestra de la intención del mandatario de dar cumplimiento al acuerdo que forjó con Alckmin, un político de centro derecha, cuando le dijo que su función no sería la de un vicepresidente, sino que ambos presidirían juntos el país.

El flamante presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da SIlva, aseguró que se termina “el proceso de destrucción nacional” dejado por su antecesor Jair Bolsonaro, durante el discurso de asunción en el cargo ante el Congreso.
Lula prometió hacer un Gobierno de “reconstrucción” nacional y denunció el vaciamiento de las políticas públicas provocado durante la gestión del ultraderechista Bolsonaro.

Diecisiete presidentes y jefes de Gobierno, junto a cinco vicepresidentes y decenas de cancilleres y primeros ministros de todo el mundo participaron de la ceremonia.

Hasta la capital brasileña llegaron los presidentes de la Argentina, Alberto Fernández; Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; Timor Oriental, José Ramos-Horta; Cabo Verde, José Maria Neves; Alemania, Frank-Walter Steinmeier; Colombia, Gustavo Petro; Uruguay, Luis Lacalle Pou; y Ecuador, Guillermo Lasso.
Están, además, el rey de España, Felipe VI, y los mandatarios de Angola, João Manuel Gonçalves Lourenço; Bolívia, Luis Arce; Chile, Gabriel Boric; Paraguay, Mario Abdo Benitez; Guyana, Mohamed Irfaan Ali; Surinam, Chandrikapersad Santokhi; y Honduras, Xiomara Castro.

No llegó, en cambio, pese a que estaba inicialmente anunciado, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reemplazado en los actos por el titular de la Asamblea Nacional (Parlamento), Jorge Rodríguez.
El Gobierno de Jair Bolsonaro había levantado el viernes la prohibición de entrada al país que tenía Maduro, en un texto que apareció en el Diario Oficial de la Unión (Boletín Oficial) firmado por el canciller, Carlos França, y por el responsable de Justicia, Antonio Ramirez Lorenzo.

También está en Brasilia la Primera Dama de México, Beatriz Gutiérrez Müller, en representación de Andrés López Obrador, y los vicepresidentes de Panamá, José Gabriel Carrizo; El Salvador, Félix Ulloa; China, Wang Qishan; y Cuba, Salvador Valdés Mesa; y el vice de Irán para Assuntos Parlamentarios, Seyed Mohammad Hosseini.
Por Perú fue el jefe del Consejo de Ministros, Alberto Otárola -porque el país no tiene vicepresidentes y no estaba claro quien quedaba al mando si viajaba la presidenta Dina Boluarte- y por Ucrania, en plena guerra con Rusia, fue la viceprimer ministra Yulia Svyrydenko.

Las presencias se completan con jefes parlamentarios, cancilleres, embajadores y ministros.

Comentarios

2/1/2023 | 07:34
#149006
En tres años tendrá más dolores en los huesos que Doña Rosita la reumática. El cerebro le patinará dos por tres. Ya se está asociando con Alferdez, lo cual le da un indicio de que algo anda mal. Sabemos que la industria en Brasil no deja de trabajar porque los gobierne un comunista, un socialista o un populista. NO HAN PROBADO CON UN GOBIERNO PERONISTA, pero...creo que si llega sabrán evitar alguno de los 3.000 o 4.000 `piquetes anuales. Les deseamos un Gobierno Tranquilo.
2/1/2023 | 07:20
#149005
Pero que a nadie les importa demasiado. Ni en sus países deben conocer a los vice Presidentes. El de Qatar prefirió ir a Punta del este en su yate. Es decir Argentina ganó el mundial y subió a su yate después de sus tres esposas. Esperemos tome la cuarta -como le permite la Ley Islámica- y sea una Argentina. ¿NO ANDAN POR ALLÍ WANDA NARA Y LA CHINA SUÁREZ?