Encuentro entre Javier Milei y el Papa, antes de la audiencia oficial de hoy

Hoy durante la mañana mantendrán la primera audiencia, en reunión privada.
lunes, 12 de febrero de 2024 01:24
lunes, 12 de febrero de 2024 01:24

El presidente Javier Milei saludó ayer al papa Francisco en la Basílica de San Pedro, donde se llevó a cabo la misa de canonización de Mama Antula.


Antes del inicio de la misa, el mandatario saludó al Papa en la sacristía de la basílica vaticana, lo que representa un punto de inflexión en su relación con el Papa, marcada por reiteradas hostilidades por parte del ultraderechista, que en más de un oportunidad ha agraviado al pontífice a punto tal de llamarlo “imbécil” o “representante del maligno en la tierra”. 


“Es un momento muy importante para la historia argentina”, dijo Milei a la prensa dentro de la Basílica.


El mandatario estuvo acompañado durante la misa por la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei; por la canciller Diana Mondino; por el ministro del Interior, Guillermo Francos; y por la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, entre otras autoridades.


Además de la comitiva del Gobierno nacional, también estuvieron presentes el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri, y el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.


Luego, hubo un segundo saludo, algo más prolongado y con beso incluido, una vez finalizada la misa, pasadas las 11 de Roma, cuando Francisco se acercó a saludar a Milei en su silla de ruedas antes de dejar la Basílica y los dos jefes de Estado se despidieron con un breve abrazo. 


El pontífice también saludó a otros miembros de la delegación, como Karina Milei y Guillermo Francos.


Desde el entorno de Milei se sorprendieron por el gesto del Papa, quien rompió el protocolo para ir a saludarlo.
Hoy, el Presidente y el Papa tendrán una audiencia privada desde las 9 horas de Roma en la Biblioteca privada del pontífice del Palacio Apostólico.


Después El Vaticano distribuyó un breve video en el que se puede escuchar buena parte del diálogo.


La comunicación empieza con una frase del Papa: “Te cortaste el pelo”, dice sonriente fingiendo sorpresa. “No, lo emprolijé”, responde un desconcertado Milei.


Después pasan a una repetida sesión de “gracias”.


“Un gusto en verte”, dice el Papa. “Gracias por recibirme”, responde Milei. “Gracias por venir”, cierra Francisco.


Enseguida el presidente argentino le pregunta: “¿Puedo darle un abrazo?” El Papa asiente: “Sí hijo, sí”. Y ahí se produce el fotográfico momento. El Vaticano se preocupó en difundir quién le pidió el abrazo a quién.


Luego interviene en la escena, Karina Milei, vestida toda de negro, ajustada al protocolo: “¿Lo puedo saludar, le puedo dar un beso?”, le pregunta al pontífice. Francisco dice “claro que sí” y acota: “Gracias por apoyarlo a éste”, en relación a Milei. 
Luego la canciller Diana Mondino también saluda al Papa con un beso y surge un brevísimo diálogo que, aunque de modo elíptico, aborda en general las relaciones políticas argentinas. “Dios es más grande”, acota el Papa. Y agrega: “Recen por mí, yo rezo por ustedes”. 


“Nos vemos mañana”, lo despide a Milei con un apretón de manos, en referencia a la reunión privada que tendrán hoy. n

Comentarios

Otras Noticias