Gravísima acusación contra funcionarios municipales de Bañado de Ovanta

La concejal Almaraz denunció ante la Fiscal que fue secuestrada y abusada sexualmente
viernes, 1 de marzo de 2024 19:12
viernes, 1 de marzo de 2024 19:12

La concejal santarroseña Viviana Romina Almaraz presentó este viernes una gravísima denuncia penal en contra de cinco personas, la mayoría de ellos funcionarios de la Municipalidad de Bañado de Ovanta, en la que aseguró que, además de haber sido secuestrada y amenazada para renunciar a su banca, habría sido víctima de un abuso sexual. Así lo confirmó su abogado, Sebastián Ibáñez, quien detalló que la denuncia fue tomada personalmente por la fiscal de Instrucción N° 5, Valeria Reyes, quien ya ordenó la realización del protocolo de abuso. 


Como se recordará, el pasado martes estalló un escándalo institucional en el Concejo Deliberante de Santa Rosa por la banca que dejó vacante el ahora intendente Mario Páez. El presidente del Concejo, Federico Mercado, intentó tomarle juramento a Almaraz en base a una resolución de la Justicia Electoral que dictaminó que la banca le correspondía a ella; pero por su parte, el concejal Rosales se opuso y pidió tomarle juramente a Cristian Oscari. 


En diálogo Radio El Esquiú, Almaraz relató que el día anterior, el lunes 26 de febrero, cinco funcionarios de Bañado de Ovanta la habían citado en una Estación de Servicios de la localidad de Lavalle, donde ella reside. Sin embargo, de allí y según su versión, bajo amenazas, la despojaron de su teléfono celular y la llevaron hasta Bañado de Ovanta, donde la habrían obligado a firmar la renuncia a su banca. 


Esta mañana, acompañada por el abogado Ibáñez, se presentó ante la fiscalía y comenzó a dar detalles de lo ocurrido en ese trayecto, y en medio de una crisis de llanto contó que uno de los que viajaban con ella, la habría sometido a tocamientos de sus partes íntimas. “Al escuchar esto, y viendo lo verosímil de relato, la fiscal inmediatamente ordenó a todos los empleados de la fiscalía abandonar el lugar y ella en persona le tomó la declaración y la denuncia durante más de una hora para que pudiera contar todos los detalles”, detalló el abogado. Además, explicó que anteriormente, dada la violencia sufrida, el temor ante las amenazas que le profirieron, no había podido relatar el hecho de abuso que había sufrido. 


“Esto es un hecho gravísimo, porque ahora, además del secuestro se está investigando un hecho de abuso sexual simple”, afirmó Ibáñez, quien señaló que si bien fue uno sólo de los cinco que iban con ella en el vehículo quien la habría sometido, se deberá analizar qué grado de participación o responsabilidad les cabe en el hecho de abuso. “En el hecho del secuestro cada uno cumplió un rol, son todos cómplices, hay una coautoría funcional”, consideró el abogado, y especuló: “quizá en el caso de abuso, uno sea el autor y los demás partícipes necesarios”. 

Conflicto institucional
Por otra parte, con respecto a la situación del escándalo institucional el presidente del Concejo santarroseño, Federico Mercado está evaluando presentar una acción de Conflicto de Poderes ante la Corte de Justicia en contra de los otros dos concejales. 


En diciembre del año pasado, tras la asunción de Páez en la intendencia, la banca del Movimiento Integrador Santarroseño que ocupaba en el Concejo le correspondió a la concejal Rosa Rojas, quien según explicó Mercado, también fue víctima de amenazas. Tanto que finalmente a fines de diciembre presentó la denuncia. Ante esa situación la banca le correspondía a la primera suplente de la lista, que es Viviana Romina Almaraz.


En diálogo con El Esquiú Play, Mercado explicó que tanto Oscari como Almaraz presentaron notas ante la justicia Electoral reclamando esa banca. “Ante esta situación yo pedí que me enviaran la sentencia y me contestaron que le correspondía a Almaraz, y ante esta situación yo tomé las medidas correspondientes para hacerla asumir, y se la citó para el martes 27 en sesión especial, cuando ocurrieron los incidentes”, explicó.

Comentarios